PELLIZCAN A CARLOS OTERO EN MIAMI

Carlos Otero después del pellizco que le diera la televisora que lo contrató.Un sonado pellizco a Carlos Otero lo hizo despertar de un sueño de ilusiones hacia una realidad de pesadillas, al creer que con vender su alma sería invulnerable a las diabluras del sistema. Por estos días, la comidilla en Miami es que cesantearon al presentador del programa Pellízcame que estoy soñando, del anticubano canal televisivo donde ¿animaba?

Según el sitio web de El Duende de Miami —dedicado a revelar la suciedad de políticos, mafiosos y poderosos de esa ciudad, entre otras novedades—: «El  pellizco que le dieron fue tan grande con la cancelación de su contrato que (…) anda  al borde de un ataque de nervios, pidiendo agua por señas, dando desesperados gritos de “traición, traición”; acusando de ello al gordito comediante Carlucho, el mismo que hizo los arreglos para traerlo de Cuba y que ahora es quien lo pellizcó en dicha sea la parte, para quedarse de dueño de su espacio en televisión.»

De acuerdo con El Duende, hay varias versiones del despido de Otero. Entre ellas, el bajísimo rating y mala calidad de su programa, y —¡la más sorprendente!— el intento del presentador de solicitar permiso para volver a Cuba, arrepentido de haberse dejado llevar por la tentación del «sueño americano», de lo cual se enteró el argentino dueño del canal y férreo anticubano, quien no lo pensó dos veces para darle un puntapié, temeroso de un escán­dalo por el regreso de Otero a La Habana.

Por Francisnet Díaz Rondón
Periódico Vanguardia

Ver más información en Cambios en Cuba

Luego de irse tras los cantos de sirena, a finales de 2008, el susodicho presentador llegó al sur de la Florida sobre arenas movedizas. A raíz de su partida se suscitaron cientos de comentarios en los más disímiles escenarios, como los foros de discusión en internet. En uno ellos, se observaron opiniones como estas:

«Te conviertes en traidor cuando reniegas de lo que dejas detrás y te pones a hablar kk por los 4 costados para ganar favores; aparte de traidor, te vuelves indigno.» (YINYANG)

«Efectivamente, eso fue lo que ocurrió con este señor, cuando llegó allá comenzó a hablar mier… para ganarse la confianza y un trabajito para sobrevivir, así olvidó lo querido que era por el pueblo cubano, entonces traicionó a todo un pueblo que lo admiraba y quería, por un poco de dinero.» (Ernesto, de Santiago de Cuba)

«Carlos se fue porque quiso / fue detrás de más dinero / y al traicionarnos, Otero / traiciona a lo que lo hizo. / Lo que ha dicho es enfermizo, / porque esta Revolución / le dio voz, le dio actuación, / y el escucharlo da risa: / Carlos Otero realiza / un gran acto de traición.» Segismundo, poeta

Mientras, las palabras de Alian Zamora fueron proféticas:

«Nada, que él también tiene un precio, ahora se la pasa como un furibundo contrarrevolucionario, pronto (aunque quiera Dios que no) lo veremos pasando el trabajo que todos ellos pasan cuando llegan al paraíso.»

Sin embargo, el trastazo no ocurrió de un día para otro. Desde su comienzo en el programa, en los primeros meses de 2009, la crisis económica ya se abalanzaba sobre la televisora en la que era peón de ajedrez en la política contra Cuba. Por lo tanto, en cualquier momento podía ser sacrificado por la situación financiera, además de la baja calidad y mal gusto del show.

Otero pensó que por su popularidad en la televisión cubana, allá  sería considerado un peje gordo e intocable. Cumplió con el protocolo para «figuras» de su talla al hablar mal de la Revolución públicamente. Incluso —como señalan en un artículo del sitio http://www.kaosenlared.net—, ya se había aprendido el guión para representar el papel de detractor del sistema cubano y, una vez cumplido el obligatorio «requisito», se embolsilló el contrato.

Revelan en la misma información que una fuente bien relacionada con el medio comentó que las ganancias de Otero por la conducción de «Pellízcame…» ni siquiera se acercaban a las prometidas inicialmente, por lo que se sintió engañado en los términos del convenio.

También, el cesanteado animador siempre estuvo bajo fuerte presión por parte de los amos de la empresa si no cumplía con el compromiso de llevar al programa a otros artistas de la Isla, con el fin de aumentar el rating de la cadena, en feroz guerra con otra homóloga.

En fin, que el mister Carlos Otero se quedó colgado de la brocha, al explotarle la burbuja donde creyó vivir feliz para siempre. De la ilusión pasó a la pesadilla, cuyo pellizco fue tan fuerte que los gritos se escuchan en todo Miami. ¿Con qué soñará ahora?

Fuente: Periódico Vanguardia

About these ads

2 Respuestas a “PELLIZCAN A CARLOS OTERO EN MIAMI

  1. carlo otero que se crello que estava en la yuma ,no esta en la yama y para mi esto es un comunismo con mucha comida

  2. yo le segui sus pasos desde que llego y no lo conocia pues yo vine de 12 anos y tengo 53. le mande varios correo para dejarle saber que si seguia como iva podia perder su esposa. familia y quedarse sin empleo. hasta le dije ‘no se le valla a la cabeza’ aqui en usa nadie es necesario para siempre y el show y los trabajos continuan su rumbo aun cuando nosotros no somos los que llevamos las riendas. no me escucho y se hizo falsas ideas. ahora solo podra ser locutor y ayudante a cosinero. enseguida se compro carro caro. y probablemente todo era super caro y no se dio cuenta que todo pasa mas aqui en usa.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s