DIOS Y EL DIABLO EN LA TIERRA DEL SOL

bushyelpapa1.jpgParafraseando al clásico del cine nuovo brasileño, el Papa Benedicto XVI y el presidente estadounidense George W. Bush se reúnen como antesala de una visita pastoral que augura grandes contradicciones. Algunas son de naturaleza bien opuesta, como el interés católico por la paz mundial y el cese de los conflictos bélicos en el mundo, y el afán del imperio de dominación global, incrementar al máximo los gastos de la carrera armamentista y la decisión del gobierno de Bush, muchas veces expresada, de no retirarse de Irak, el mayor escenario contemporáneo de la matanza indiscriminada de niños, mujeres y ancianos, en nombre de la “democracia” occidental.

WASHINGTON, 15 abr (PL).- Bajo estrictas medidas de seguridad, el Papa Benedicto XVI realiza su primera visita pastoral a Estados Unidos, signada por las diferencias entre el Vaticano y Washington en torno a la invasión a Iraq.

El Sumo Pontífice fue recibido en el aeropuerto de la Base Área de Andrews, Maryland, por el presidente George W. Bush, la primera vez que tiene ese gesto ante un dignatario en sus más de siete años de gobierno.

La portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, afirmó que durante las conversaciones oficiales no se hablará mucho de Iraq, un tema que divide a ambas partes, por el rechazo del Vaticano a esa guerra.

Al respecto, el presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, Raffaele Renato Martino, advirtió esta semana que la visita del Papa no puede ser interpretada como un apoyo a la política exterior de Washington.

Al ser interrogado sobre el conflicto en el país árabe, el purpurado comentó que el error principal fue comenzar un segundo conflicto, tras el iniciado en 1991.

Este sábado Benedicto XVI llamó a todas las naciones del mundo a reducir los gastos militares y tratar de contener la proliferación de las armas de fuego.

La exhortación coincide con los crecientes gastos del Pentágono para financiar sus guerras en Iraq y Afganistán.

Otro tema espinoso durante su gira serán los escándalos sexuales que involucran a numerosos sacerdotes, y lo cual obligó a la Iglesia Católica norteamericana a pagar dos mil millones de dólares de indemnizaciones.

Esta será la primera visita pastoral de Joseph Ratzinger a Estados Unidos como Obispo de Roma.

Una respuesta a “DIOS Y EL DIABLO EN LA TIERRA DEL SOL

  1. señores estadounidenses por favor q se acaben las gerras nosotros queremos vivir tranquilos por q ahi solamente una vida q disfrutar nada mas por favor acabe con todo esto se lo pido de corazon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s