DISEÑADOR Y SOFTWARE

Diseñadores gráficos del periódico Vanguardia, tal como se hacía en la década de los 70.Lejana en el tiempo para algunos, casi desconocida para otros, la imagen de aquel diseñador gráfico rodeado de reglas, cartabones, compases, centropens y lápices, diagramando en su buró sobre pautas de formato; o tipómetro en mano, corriendo de la redacción hasta los talleres de composición a revisar sus páginas —calculadas previamente para que ajustaran con la máxima precisión— convertidas en plomo y encuadradas por férreas ramas alineadas sobre mesas también de metal, ha pasado definitivamente a la historia.

Parece imposible que con herramientas tales se crearan las obras gráficas más importantes del siglo XX, y sentado las bases conceptuales y técnicas sobre las cuales se erige el diseño moderno. Y es que la computadora está ocupando desde hace varias décadas un lugar privilegiado, no sólo en el buró del diseñador, sino en todo su entorno: desde las redacciones tradicionales de periódicos y revistas, las oficinas de directores y editores, los laboratorios fotográficos y las imprentas, hasta los «misteriosos» recintos donde se programan y conciben los sitios web y páginas digitales, con sus infinitas posiblidades interactivas, multimediáticas y globalizadoras.

Y ahí en el corazón de la PC, en sus discos duros y procesadores, yacen las nuevas herramientas del diseñador gráfico, en sus programas de preferencia: Photoshop, Corel Draw, InDesign, o Dream Weaver, concebidos antes por cientos de programadores y especialistas, empeñados día a día en perfeccionarlos y actualizarlos, de tal manera que asombran aún a los que ya se sorprendieron antes con la eficiencia de versiones anteriores. Y la carrera no se detiene, los unos por obtener la última actualización, los otros por hacerlos cada día más imprescindibles en esta auténtica revolución que impulsan las nuevas tecnologías en las esferas de la publicidad, el marketing y la información.

Pero, cuidado, ahí acecha un peligro. La nueva herramienta no es más que eso… facilita pero no piensa ni crea, no es capaz de asimilar la cultura y el conocimiento acumulados desde Güttenberg hasta hoy, ni las técnicas y conceptos imprescindibles para crear piezas de diseño, novedosas y útiles, bellas y funcionales. No sucede como algunos creen que Corel Draw o PhotoShop han desterrado las leyes de la composición y el estilo, y por eso se lanzan deseperados a usar sin ton ni son la última novedad, sin detenerse a pensar si es adecuada o no para el perfil previamente definido, o peor aún, para el perfil no creado ni definido aún.

Dejamos aquí al diseñador, frente a su poderosa herramienta: a solo un click de la plantilla, la hoja de estilo, el pluggin, el maravilloso filtro, las rápidas acciones, la interminable lista de tipografías, las paletas de colores, extrusiones, mezclas, sombras y luces… De su actitud ante esta verdadera bioblioteca de recursos dependerá mucho la pieza creada… Si selecciona y usa con inteligencia, o si acude sin discriminar a los últimos efectos o herramientas. En el primer caso, surgirá seguramente una efectiva y atractiva obra, en el segundo, ya no estaremos hablando de diseño gráfico.

Y como aquí sí hay tela por donde cortar, los invito a reflexionar y a comentar sobre el tema… que yo lo haré en un próximo post…

Una respuesta a “DISEÑADOR Y SOFTWARE

  1. Jorge, no me sorprerdes con este comentario, se que eres muy bueno cuando te decides a escribir sobre cualquier tema. Es muyy interesante tu trabajo y muy a tono con el mundo del diseño gráfico actual.
    Saludos Niury

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s