NIÑOS DE CUBA Y EE.UU. JUEGAN BEISBOL POR ENCIMA DE CONFLICTO IDEOLÓGICO

Encuentro de niños cubanos y estadounidenses en beísbol.Con perdón de la AFP reproduzco su nota sobre un encuentro de beisbol entre niños norteamericanos y cubanos, todo un símbolo de la amistad que une a dos pueblos, cuyos gobiernos andan en aceras opuestas en casi todos los aspectos de la política y la diplomacia. Numerosos escollos tuvieron que vencer los organizadores norteamericanos para obtener el permiso del Departamento del Tesoro, encargado de hacer cumplir las leyes y disposiciones del bloqueo decretado contra Cuba:

Por encima de conflictos ideológicos, niños de Cuba y Estados Unidos jugaron el domingo un animado partido de béisbol: “Es fabuloso. Me siento muy bien aquí. Es una nueva experiencia y una oportunidad para hacer amigos”, dice Brandon Gray, de 11 años, en el modesto campo de Peñalver, a 20 km de La Habana.

“Aquí todo es diferente… el campo, el calor; pero los cubanos son muy simpáticos, me gusta Cuba”, comentó Gray. El niño es uno de los 14 beisbolistas de entre 11 y 12 años que forman el equipo “Los Peregrinos de los Estados Gemelos” (New Hamspshire y Vermont), que arribó el sábado para disputar juegos amistosos.

Para el jardinero Evan Greenwald –que tiene 12 años y juega desde los 5– se trata de una “oportunidad única de enfrentar a los cubanos”, que “son campeones olímpicos en béisbol”.

Enfundados en sus uniformes grises, esta vez con una bandera cubana estampada en la manga izquierda, los estadounidenses –que juegan en las pequeñas ligas de Nueva Inglaterra (noreste)– llegaron al campo de béisbol del Convento de Peñalver, de la congregación católica Salesiana, para su primer choque.

“¡Ya llegaron! y “¡Llegaron los americanitos!”, corearon emocionados sus rivales cubanos, los equipos “Los Santos” y “Los Mangos”, que integran niños de la zona, con la ayuda de la congregación religiosa.

Muchos, según sus padres, pasaron en vela por la emoción del encuentro.

“Imagínate, éste no durmió, no sé realmente cómo va a poder jugar, sólo hablaba del juego contra el equipo Estados Unidos, el eterno rival de Cuba en el béisbol”, dijo Jaime Rodríguez, padre de Dayán, segunda base de “Los Santos”, antes del partido.

Los beisbolistas estadounidenses viajaron con un “permiso especial” del Departamento del Tesoro, que regula estos viajes debido al embargo establecido contra Cuba en 1962, que afecta considerablemente los intercambios deportivos.

El escritor ecologista e instructor de béisbol Ted Levin y el profesor universitario Jonh Carey pasaron dos años buscando organizar el viaje antes de lograrlo, y este domingo estaban felices.

“Estamos super contentos de estar aquí, muy complacidos de que nos hayan permitido venir a su tierra y jugar con sus niños”, dijo Levin a las religiosas al llegar al convento, acompañado por Carey, John Parke (empresario de Florida y promotor del viaje) y cuatro de los padres de los niños estadounidenses.

“Para nosotros es la oportunidad de que nuestros niños puedan conocer a otros niños y compartir con ellos su pasión por el béisbol (…) este viaje es un sueño que estamos realizando”, expresó Carey, tras subrayar “los obstáculos” que enfrentaron para viajar a Cuba. “Hubo que subir la montaña dos o tres veces”, afirmó.

“Lamentablemente, es una oportunidad que la mayoría de los niños de Cuba y Estados Unidos no van a tener, pero esperamos que este sea el primer paso. Son dos países que tienen tanto en común y no debemos tener esta pared (política) que nos separa”, apuntó.

Parke, un ganadero que participa activamente en ferias comerciales en Cuba, es visto en Peñalver como un Rey Mago. Esta vez donó los uniformes para las dos escuadras cubanas y en ocasiones anteriores repartió juguetes entre los niños de la zona.

“Esto es fabuloso por el béisbol y por la amistad, trabajo mucho para lograr cosas buenas”, dijo Parke, que lanzó la primera bola del partido y ya piensa en arreglar el terreno de Peñalver para una próxima ocasión.

La alegría reinó en el lugar. Disputa, pero sólo deportiva. Los Santos vencieron 17×4 a “Los Peregrinos” sobre el irregular y pedregoso campo de Peñalver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s