EL PALO Y LA HIERBA EN LA REGLA DE OCHA

Gibara.Desde tiempos remotos el hombre ha venido utilizando el palo y la hierba como fórmula alternativa para aliviar algunos malestares. Nadie desconoce que a pesar de sus otros usos en las ramas de las industrias constructiva y farmacéutica, todavía su empleo es común entre creyentes y seguidores de algunas tendencias religiosas.

Las primeras nociones que sobre el tema recibí —cuenta Ramiro Porta en un artículo para la revista Signos— provenían de la oralidad, y me fueron transmitidas por familiares y amistades que de esa forma las legaban, de una generación a otra, con el fin de mantenerlas vivas. Aunque igualmente procede reconocer que muchas llegaron a nosotros por medio de cuadernos de notas o testimonios escritos por los propios santeros y curanderos.

Lo primero que no debemos soslayar es que los indocubanos seguramente empleaban la hierba y el palo como medio indispensable en las curaciones, así como en ceremonias y rituales a sus dioses. Pero es de suponer que tras la colonización del Nuevo Mundo, con la presencia negra como mano de obra esclava, el uso de ese elemento natural se haya incrementado.

 

La hierba y el palo son utilizados en muchas variantes y en diferentes casos, según los santos y el espíritu con que se trabaje, así como con la persona o grupos de personas a quienes el babalawo, santero, o aquellos llamados «curanderos» les vayan a realizar la obra. Estos «especialistas», en sus prácticas, no solo emplean los productos del monte en su estado natural, sino que también en ocasiones se valen de los que son procesados industrialmente.

En el caso de Elegguá, orisha mayor, hijo de Okuboro —quien fuera rey de Añagui— deben estar presentes en las ofrendas que se le hacen: aguardiente, tabaco, coco, manteca de corojo, dulces de todo tipo y caramelos entre otras cosas. Por otra parte, entre las afecciones de las que protege como deidad se encuentran: muerte por hemorragia, accidentes, riñas, penas, miserias. Es por eso que la limpieza (despojo) se practica con hierbas, flores, palos, perfume y cascarilla. Según muchos creyentes, estas son efectivas para atraer buenas cosas, alejar las malas y «refrescar».

Para hacer uso del palo y la hierba, la persona designada para cortarlos o arrancarlos tiene que pedir permiso al entrar en el monte y pagar un poder en moneda. Necesariamente debe ser conocedora, porque es mucha la variedad que del reino vegetal se utiliza en estas artes.

En casi todos los casos, cuando se trabaja con Elegguá, se emplea mucho abre camino, artemisa, bejuco prieto, bejuco colorado, aceitero, alcanfor, aguacate blanco, ají de China, ají guaguao, albahaca de hoja ancha, curujey, chamico, espartillo, ébano carbonero, aroma, uña de gato, almácigo, bija, croto, chichicaste, grama de caballos, ítamo real, piñón de pito, piña ratón, zarza blanca, pendejera, piñón botija, rompezaragüey, huevo de gallo, güira cimarrona, palo negro, picha de gato, San Diego.

En el camino de los accidentes sangrientos, los daños producidos por metales ferrosos, la calentura y otros males están las personas que protege Oggún, orisha mayor, hermano de Changó y Elegguá. A esta deidad se le ofrenda como comida: ñame asado, judías blancas y aguardiente de caña, que es su licor preferido.

En lo referente al empleo de la hierba y el palo como medio de curación, baños y alivio de desajustes emocionales, cuando se trata a individuos que padecen las afecciones de las que protege Oggún, del monte se utiliza: anamú, abrojo amarillo, caña santa, adormidera, romerillo, albahaca morada, jengibre, bejuco garañón, aroma, uña de gato, cardo santo, hierba de la sangre, ébano, camagua, aguacate blanco, ají guaguao, ají chileno, palo manajú, huevo de gallo, caimitillo, jagüey, pimienta negra, quiebrahacha, zarza blanca, tabaco, guisazo de caballo, palo bronco, jocuma, bejuco San Pedro, rompe saragüey, coco, palo cochino.

Antes de la década de los cincuenta del pasado siglo había muchas prohibiciones, discriminación religiosa, tabúes. Las personas se cohibían de salir con hierbas a la calle por miedo a que las tildaran de santeras. A partir de la década siguiente ese obstáculo se fue venciendo, y hoy es habitual encontrarse en la calle con seguidores de la Regla de Ocha que portan sus relucientes collares de santería.

Yemayá es otro orisha mayor, madre de la vida; protege a todas aquellas personas que padecen del vientre; también a las afectadas por daño o muerte a través del agua. En consecuencia, a ella como deidad se le ofrecen en la comida: quimbombó, plátano verde, ñame, frijoles negros, acelga, chayote, berro, lechuga. Y del monte se utilizan en su nombre, para las curaciones y trabajos: orozuz, mariposa, flor de agua, hierbabuena, huevo de gallo, culantro, berro, reseda, verbena, guásima, albahaca morada, bejuco uví, frescura, incienso de playa, guacamaya, sábila, canutillo, guairaje, bejuco amargo, cebolla, cucaracha, marilope, corazón de paloma.

En proporción directa con las deidades y dioses del panteón africano, se incrementan los palos y las hierbas que se emplean del monte, tanto en las curaciones y alivio de malestares y dolencias, como en los rituales y ceremonias realizados por las distintas tendencias religiosas, poco importa su grado de sincretismo o pureza.

Por otra parte, los llamados médiums espirituales, durante las reuniones de trabajo, para aliviar malestares situados en el orden del espíritu, aflicciones materiales, y para hacer despojos (exorcismo entre los católicos) se valen de los atributos del monte. Para alejar los malos espíritus o ganarse el afecto y protección de los buenos, en el despojo se utilizan, directamente sobre la persona afectada: salvia, albahaca blanca, abre camino, paraíso, espanta muerto, vence batalla, salvadera, escoba amarga, rompezaragüey, apasote, estropajo, ruda, amansa guapo, jagüey, vencedor, bien vestida, ceiba, flores, hierba buena, romerillo, baría, y muchas otras utilizadas solas o agrupadas, en ramos de tres, cinco, siete… según la indicación recibida o la experiencia del médium. No se trata de adivinación, pero sí se buscan relaciones y coincidencias inusuales de unas cosas con las otras.

También el empleo del palo y la hierba se hace evidente en las recetas dadas a personas y creyentes que acuden a los oficiantes y curadores en busca de alivio. Asimismo, por lo regular, las casas y habitaciones se limpian con este tipo de fórmula mágica.

En muchos casos la almendra de semilla de mamey colorado, el guisazo de caballo y el abrojo blanco han sido efectivos en la expulsión de cálculos renales. La ruda y la artemisa actúan en la regulación del ciclo menstrual y en la disminución del ritmo cardiaco.

Resultaría interminable relacionar todas las aplicaciones y combinaciones que se pueden hacer con los elementos naturales del monte. Él permanece ahí, al igual que el hombre, en constante cambio. Para conocer y dominar muchos de los secretos que guarda, es necesario penetrar en su interior, tocar el tronco de los árboles, los bejucos, observar los colores de las flores; es necesario intimar con él para comprenderlo, para amarlo, para hacerlo parte de uno mismo.

Toda la utilización de la hierba y el palo está fundamentada sobre la mítica creencia en deidades, consecuencia del puente de la transculturación tendido por los europeos entre ellos, los africanos y otras etnias que se fundieron en estas tierras. En ese tránsito podemos hallar respuestas a innumerables fenómenos de la naturaleza y la existencia. Mientras quede algo por develar en el monte, el hombre tratará de encontrar una solución en él, bien sea por la vía de la religión o a través de los hallazgos de la ciencia.

6 Respuestas a “EL PALO Y LA HIERBA EN LA REGLA DE OCHA

  1. gracias por la informaciones datos y trecomendaciones

  2. Alguien me puede decir si hay otro nombre para el curujey y guajaca?
    Gracias

  3. conoce ud una hierba de Orula que se llama Almacebo? hoja pequeña de color verde forma alargadita y detras color blancusco como el alamo

  4. Entrando mi nuva vida

    Hola Me gusto mucho todo esta pagina tengo muy poco en la religion y claro tengo muchas preguntas. Ya e sido rayada y e escuchado que dice mi madrina que no debo de tocar la ruda por que se espante el muerto. pero a mi me gusta el olor y me atrae la planta siendo mujer y madre me gusta mucho por todas las razones medicinales y ahora ya no la puedo usar. Tambien mi otra pregunta es Si Naci Con Mis Muertos Por que Se han de espantar o retirar Si Manejo esta planta. Gracias por todo Espero su contestacion.

  5. jose orugo siguayu ojuani ogundad

    Quisiera saber si alguien me podria alludar con un ewe bejuco garañon quisiera saber si tiene otro nombre en españa para poder localisarla urje o si saben donde se puede consegir gracias iboru y boya ybocheche

  6. para que realmente sirbe la hierba del palo porque a mi me dieron otra informaciòn gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s