LA EPOPEYA CUBANA DE ANGOLA EN EL CINE

Fotograma de la película cubana Cagamba, sobre la epopeya de Cuba en Angola.

En 1983 y durante nueve días un contingente de 90 internacionalistas cubanos y combatientes de las Fuerzas Armadas para la Liberación de Angola protagonizaron una de las acciones militares más relevantes del siglo XX: La batalla de Cangamba.

El realizador cubano Rogelio París (Nosotros la música), quien poseía experiencia en el cine bélico o de violencia entre los que sobresalen Guardafronteras, Posición Uno, Caravana y La batalla del Jigüe, tomó nota de aquel tema y lo unió a otro proyecto de acción en similares escenarios angolanos: La batalla de Sumbe.

El proyecto de Kangamba duró 14 años. París solicitó la colaboración de otro experimentado director en el futuro guión, nada menos que Jorge Fuentes (La gran rebelión).

 El libreto quedó sintetizado de la siguiente manera: Mayito, un ingeniero en fortificaciones cumplió su misión en Angola y cuando está a punto de partir a la Isla, le solicita un amigo, el teniente coronel Lorenzo, quien también terminaba su estancia en África, que lo auxiliara en la lejana Cangamba, un puesto que comandaba dentro de la profusa floresta angolana y en zona de difícil acceso de refuerzos y ayuda.

El director recurrió a un equipo experimentado con el operador Adriano Moreno (Amaneció de golpe) en la fotografía, el recientemente fallecido sonidista Germinal Hernández (Memorias del subdesarrollo) y en la banda sonora el compositor Edesio Alejandro (Clandestinos).

La cinta se realizó en colaboración con las Fuerzas Armadas Revolucionarias y para perfilar los aspectos militares contaron con la colaboración de un nutrido grupo de expertos, incluidos los sobrevivientes de Cangamba al mando del general de brigada Enrique Acevedo, combatiente de la Sierra Maestra, invasor a Occidente con Che Guevara y también combatiente de Angola.

Según Acevedo, se escogió como principal set el polígono general de las FAR de El Paso de Lesca, en la oriental Camagüey y el escenario específico seleccionado por su parecido con los parajes agrestes de Cangamba lo fue una zona en la que se excavaron varios kilómetros de trincheras pero que presentaba un suelo rocoso duro que debió ser demolido.

La roca “pelada” fue rellenada con tierra parecida a la de Cangamba y en el rodaje el equipo de realización debió enfrentar meses lluviosos, inundaciones e intoxicación de algún personal, entre ellos uno de los protagonistas, el teniente coronel Lorenzo, (Armando Tomei) por inhalación de humo de caucho sintético.

No obstante las dificultades, el equipo se comportó a gran altura, según los realizadores; en Cangamba murieron combatiendo 18 cubanos y en las campañas de África que dieron al traste con el apartheid y el neocolonialismo, más de 2 000, por lo que “vencer” también en la filmación de una de aquellas historias fue para esos artistas y asesores “cuestión de honor”.

Las dificultades técnicas se presentaron primero con la tecnología de aficionados de las cámaras digitales que se utilizaron en el rodaje, sin embargo cuando aquellos pequeños formatos se “inflaron” quedó un trabajo notable, que recordó por momentos las excelentes tomas de pilotos de caza en vuelo de 13 días (Kevin Costner) y el asedio y los combates de Salven al soldado Ryan (Steven Spielberg). No exagero.

Palmas en este rubro para el excelente operador Fernando Timossi.

Incluso el operador Moreno describía a Cangamba como “el primer gran despliegue del cine cubano de guerra desde La primera carga al machete, de Manuel Octavio Gómez y con el digital”.

El casting se empleó a plenitud con especiales palmarés para Armando Tomei (Tte Co. Lorenzo), Rafael Lahera (Mayito), Renny Arozarena (General de la Unita), el veterano Samuel Claxton (El Soba). Cada actor le imprimió convicción a sus personajes, mundo interior, entrega.

Los efectos especiales brillaron sobremanera en el filme. En conjunto Cangamba fue verosímil al trasmitir todo el horror, la violencia y la miseria de la guerra y también la humanidad de sus protagonistas.

Ese “efectismo” positivo sitúa a Kangamba como nuestro mejor filme bélico de la historia, ya que logrando una gran fuerza estética rehuyó darle el protagónico a la fotografía para servirse de ella y contarnos una conmovedora historia.

Rogelio París no sucumbió a los estereotipos y presentó a ambos bandos con actores carismáticos, de gran porte y presencia físicas. Utilizó ampliamente y con éxito, la panorámica, la profundidad de foco, el color y la grisura con objetivos dramáticos, estéticos e incluso moralizantes.

El filme dejó satisfechos a los sobrevivientes y a los asesores militares con alta experiencia de combate.

Cangamba fue la historia de la resistencia de un grupo de 90 cubanos ante miles de efectivos de la UNITA, pero también la historia de su rescate por fuerzas angolanas y cubanas.

Cangamba es en estos días, otra saga de una lucha secular de los cubanos, que ahora rescatan al país de la devastación de los huracanes Gustav y IKE.

Jorge Smith, cubasi.cu

2 Respuestas a “LA EPOPEYA CUBANA DE ANGOLA EN EL CINE

  1. En este ensayo de cine historico oficialista se superaran las comunes falsificaciones sobre la intervencion castrista en Angola?Se referira el episodio como la culminacion fallida del programa de contrainsurgencia concebido por el EMG FAR como “Los Olivos”,se aceptara que los sudafricanos apenas estuvieron presentes en el episodio y las tropas revolucionarias del MPLA resultaron una nulidad?Aceptaran que la ofensiva de UNITA una verdadera guerra popular revolucionaria de base rural se hizo incontenible desde entonces? Lo dudo,es dificil que tanta exaltacion nacionalista tardia resulte en algo mas que en otra eleborada pieza de distorsion del expansionismo por interposicion del regimen.
    Saludos,
    Pablo J.Hernandez

  2. no los olivos fue el lcb contra las bandas dela unita y el fnla en el norte y sur y eran unidades especiales decontra insurgencia entrenada en guerra iregular estar tres dias botado sin agua ni comida en una selva sin nada donde no seveia mas que mata y guialte por elsol por que no sabias donde estaba nada debrujula no servia por los minerales y atiro limpio en las bases y utra muchos caza bobos y no te podias confiar ni del que estaba atu lado angolano un olivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s