EL CRIMEN DE BARBADOS TODAVÍA ESTÁ IMPUNE

Funeral de las víctimas del crimen de Barbados.La ferocidad del terrorismo contra Cuba se manifestó con saña el 6 de octubre de 1976, con el sabotaje en pleno vuelo de un avión civil de Cubana de Aviación. Una carga explosiva lo hizo estallar y en la catástrofe pereció el equipo cubano de esgrima completo que regresaba de un torneo en Venezuela, donde obtuvo todas las medallas de oro.
Otros jóvenes, once en total, se habían despedido con algarabía de sus amistades y amigos en el aeropuerto de Timebri, en Guyana. Viajaban llenos de ilusión, sobre todo seis de ellos, que habían obtenido becas para cursar estudios de medicina en Cuba. También se incorporaron al avión cinco integrantes de una delegación cultural de la República Popular Democrática de Corea. Dos de las víctimas estaban embarazadas, Nancy Uranga Romagosa, 22 años, y Sonia Coto Rodríguez, 33 años, quienes en ese estado fueron ultimadas.
¡Cuánta alegría, esperanza, sueños próximos a realizar fueron quebrados!

Hernán Ricardo y Freddy Lugo, agentes de la CIA y autores del macabro atentado, cumplieron órdenes de los también agentes de la CIA, Orlando Bosch y Luis Posada Carriles. Todos son reclamados por este pueblo para que se haga justicia de una buena vez.
Ellos son los culpables de tantos gritos y llantos, responsables de aquellos rostros de asombro y miedo. Los jóvenes deportistas, con gran presencia de ánimo, pedían calma a los más nerviosos, y, entre ellos, los que quedaban uno al lado del otro, juntaban sus manos. Todos los que iban en ese pájaro herido, como diría la periodista venezolana Alicia Herrera, tenían los ojos desorbitados por el terror, atrás se habían quedado los sueños, la alegría, las esperanzas.
Los últimos minutos más oscuros de este acto:
El piloto toma el micrófono, aprieta el carrier y habla:
Seawell rampa, CU-455 listo para arranque
CU-455. Recibido. Autorizado para arranque. Temperatura 30.
CU-455. Recibido.
CU-455. Autorización para retroceder.
CU-455. Autorizado a retroceder. Recibido.
Seawell rampa. CU-455 listo para taxeo.
CU-455. Autorizado para taxeo derecho al frente vía taxiway alpha hasta punto de espera, use segunda intersección hora 11.
Recibido. Autorizado hasta AH punto de espera pista 9 hora 11.
CU-455. Autorización recibida.
¡Torre adelante!
CU-455 autorizado hasta Noman Manley vía Roja 11, Mantenga FL-350 giro derecho… Cambio.
CU-455 autorizado hasta Manley, vía Roja 11, mantener 350 giro derecho.
CU-455 autorización correcta, establezca contacto aeródromo 118.7. Buenos días.
118.7. Buenos días.
Seawell Torre CU-455… autorice posición de despegue.
CU-455… autorizado despegar, viento de superficie 09508.
Recibido
CU-455 despegó 15, cambio a salida 119.7.
Favor repetir frecuencia… 119.7.
Positivo
Gracias, señor.
Buenos días.
La torre entrega el control de la nave al departamento de control de la aproximación y el CU-455 se comunica de inmediato con éste.
Seawell aproximación… CU-455 en 119.7 trepando hasta 350, estamos a 30 estimo Cotter a las 29.
CU-455 recibido informe arribo nivel de vuelo 180.
Informaré cuando llegue a 180 (180 quiere decir 18 000 pies).
Correcto.
A las 12 y 23, cuando el capitán del CU-455 se disponía a informar el arribo al nivel 180 un grito de alarma se escapa de su garganta:
¡CUIDADO!
El avión se había sacudido después de un ensordecedor estallido.
¡Seawell! ¡Seawell!… CU-455.
CU-455… Seawell.
Tenemos una explosión y estamos descendiendo inmediatamente. Tenemos fuego a bordo.
CU-455. ¿Regresará al campo?
La pregunta queda suspendida, no hay respuesta. A las 12 y 25 minutos, el control de Seawell recibe la voz del copiloto.
Ok Seawell CU-455… pedimos inmediatamente, inmediatamente, pista.
CU-455 autorizado a aterrizar.
Recibido.
Y con verdadera desesperación se captó luego:
¡Cierren la puerta, cierren la puerta!
Seawell capta y en un intento por ayudar en aquel dramático momento anuncia:
CU-455 tenemos emergencia total, continuamos escuchando
La explosión terminaba de hacer sus estragos. De pronto, el copiloto, creyendo que el avión iba a tomar altura, grita:
¡Eso es peor! ¡Pégate al agua, Felo! ¡Pégate al agua!
Abajo, todos miraron estupefactos como el avión descendía botando humo, de una manera estremecedora, se precipitó al mar con su carga de vida.
ÉSTE ES DQ 650 (Avión venezolano que volaba cerca). ¿LOS PODEMOS AYUDAR EN ALGO?
Silencio.

Adonis Sumit

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s