PRESIDENTE CUBANO RAÚL CASTRO ACUDE A LAS ZONAS MÁS AFECTADAS POR EL HURACÁN PALOMA

En Santa Cruz del Sur Paloma destruyó decenas de viviendas.El general de ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los consejos de Estado y de Ministros, compartió con la población de Guayabal, municipio de Amancio Rodríguez y con los evacuados de Santa Cruz del Sur en Camagüey.

En cada lugar, Raúl enfatizó que lo primero a tener en cuenta ante una adversidad de la naturaleza era preservar la vida, y reconoció las respuestas de las estructuras del Consejo de Defensa en todo el país ante la amenaza y el azote de los huracanes.

A propósito del último fenómeno meteorológico, el presidente cubano señaló que fueron más de un millón 200 mil personas las evacuadas nacionalmente, lo que evitó la pérdida de vidas humanas, a diferencia de lo ocurrido hace 76 años, cuando la tragedia de Santa Cruz del Sur dejó unas tres mil víctimas fatales.

 

Raúl también recorrió la zona duramente golpeada de Guayabal, municipio de Amancio Rodríguez, en la costa sur tunera. En este lugar, 110 viviendas quedaron destruidas totalmente debido a la acción combinada de los fuertes vientos y de las penetraciones del mar, que rebasaron los 700 metros desde la orilla.

Finalmente, en horas de la tarde, Raúl visitó a las familias de Santa Cruz del Sur evacuadas en la Universidad de Camagüey.

Los más de 200 santacruceños, en su mayoría mujeres y niños, recibieron un mensaje de aliento transmitido por Raúl en nombre del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

LA TRAGEDIA SE REPITE 76 AÑOS DESPUÉS, AUNQUE CON OTROS MATICES

El mar penetró kilómetro y medio en tierra y alcanzó más de tres metros de altura en la población de Santa Cruz del Sur, en el litoral suroriental de Cuba, donde el huracán Paloma impactó el sábado en la noche y destruyó centenares de viviendas, pero se debilitó y desapareció al avanzar en la madrugada del domingo en una franja del oriente cubano.

Ese municipio de la provincia de Camagüey, que hace 76 años fue arrasado por un ciclón, esta vez no tuvo víctimas. Se había convertido en un pueblo fantasma, luego que más de 13 mil de sus 50 mil habitantes fueron replegados a lugares seguros. La intensa movilización de la Defensa Civil fue impulsada por el súbito surgimiento del meteoro en el Caribe suroriental, el viernes, y su rápido escalamiento al nivel de huracán, un día después.

La televisión mostró imágenes del pueblo, en las que se veían montones de escombros, tablas, láminas y tejas, que fueron parte de las viviendas destruidas; vigas de madera, hundidas en tierra y alineadas, como si fueran los esqueletos de las casas; muebles, utensilios de cocina, bicicletas retorcidas, aparatos telefónicos, algún televisor y hasta una silla de ruedas arrumbados. El barrio de La Playa, ubicado frente al litoral, quedó virtualmente destruido. Sólo ahí fueron aniquiladas más de 400 viviendas.

Fue un estremecedor recordatorio del mayor desastre natural en el país, el Huracán del 32, que el 9 de noviembre de 1932 borró del mapa esa localidad pesquera, provocando más de tres mil muertes.

AIN y AFP

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s