PROCLAMADO BEATO EL PADRE OLALLO; ASISTE RAÚL CASTRO A LA CEREMONIA

Asistentes a la ceremonia de beatificación del padre Olallo en Camagüey.El presidente de Cuba, Raúl Castro, asistió a la beatificación de fray José Olallo Valdés (1820-1889), en la ciudad de Camagüey, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

José Saraiva Martins, prefecto emérito de la Congregación para las Causas de los Santos, celebrante principal, leyó la Carta Apostólica que proclama beato al Hermano de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

El Padre Olallo, llamado así popularmente sin ser sacerdote, es declarado por la Iglesia Católica bendito por la intercesión de un milagro.

En el 2006 el Papa Benedicto XVI nombró Venerable al religioso enfermero que vivió en Puerto Príncipe (hoy Camagüey) por 54 años atendiendo a los leprosos, esclavos y pobres.

 

El Papa, tras un proceso iniciado en 1989, en ocasión del centenario de su fallecimiento, aprobó la beatificación.

A la ceremonia de la primera beatificación efectuada en suelo cubano, acudieron todos los obispos en la Isla y también el representante del Papa en Cuba el Nuncio Apostólico, Monseñor Luigi Bonazzi.

También William Martin Forkan, Superior General de la Orden Hospitalaria Hermanos San Juan de Dios.

El diácono Miguel Ángel Ortiz de la Iglesia de la Soledad en esta ciudad obsequió al presidente cubano una Biblia políglota en nombre del arzobispo de Camagüey, Juan García Rodríguez.

Estuvieron además más de un centenar de hermanos de la Orden Hospitalaria Hermanos de San Juan de Dios y representantes de las arquidiócesis de Cuba y el resto del mundo.

Posteriormente al rito se realizó la peregrinación hasta la Plaza San Juan de Dios, para devolver los restos del fraile a la Capilla de la iglesia con igual nombre, donde reposan desde el 2004.

Olallo llegó a Camagüey, a unos 500 kilómetros al este de La Habana, muy joven para cuidar y asistir en el hospital San Juan de Dios a los enfermos de la epidemia de cólera morbo de 1835.

Su actuación humanitaria y cristiana como religioso profeso de la Orden sobresalió particularmente durante la Guerra de independencia de los diez años (1868-78).

Fue él quien recogió y limpió el rostro ensangrentado y enlodado del más grande de los próceres camagüeyanos, Ignacio Agramonte, arrojado por soldados españoles el 12 de mayo de 1873 en la Plaza San Juan de Dios.

Olallo nació de padres desconocidos el 12 de febrero de 1820 y fue expósito de la Casa Cuna de San José de La Habana, donde definió su vocación como Hermano Hospitalario de San Juan de Dios.

Murió el 7 de marzo de 1889 con gran fama entre los lugareños.

La sociedad de entonces lo llamó, entro otros calificativos, el Padre de los pobres, cuya meritoria y humana obra trasciende en el legado de tradiciones y leyendas del Camagüey.

Los hermanos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios crearon la primera facultad de medicina en Cuba, en el hospital habanero donde trabajaban.

Una respuesta a “PROCLAMADO BEATO EL PADRE OLALLO; ASISTE RAÚL CASTRO A LA CEREMONIA

  1. Mis mejores deseos de salud y paz. Yo he hecho un post sobre el Padre Olallo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s