DÍA MUNDIAL DEL RIÑÓN

La hemodiálisis es un tratamiento al cual acuden muchos enfermos de insuficiencia renal.El 12 de marzo se considera el Día Mundial del Riñón, cuyo lema este año es «¡La hipertensión daña tus riñones!». Esta es la segunda causa de inicio de tratamiento de diálisis, por lo cual su control permite evitar que los riñones fallen y que se necesite un tratamiento sustitutivo.

La hipertensión arterial no solo afecta al corazón, también a los riñones. Ello ocurre porque aumenta la presión sobre los vasos sanguíneos que entran y salen de los riñones, y provoca que no puedan filtrar las sustancias tóxicas que lleva la sangre.

Controlar la hipertensión previene el sufrimiento de los riñones y, por lo tanto, reduce el riesgo de necesidad de diálisis. Según el estudio MDRD (Modification of Diet in Renal Disease) es posible ralentizar la progresión de la insuficiencia renal cuando la presión arterial disminuye a niveles menores de130/80 mmHg.

 

El objetivo fundamental de la campaña este año es evitar que aparezca la enfermedad renal en los hogares y si lo hubiere, buscar salvarse de la temible diálisis. Este tratamiento conlleva otros sinsabores como el costo para la salud pública, el costo económico y afectivo para la familia, la pérdida de su vida normal y en algunos casos, hasta del trabajo.

Es fundamenta que la gente se eduque, se controle, fundamentalmente, y no espere a que se enferme; que se realicen chequeos una vez al año por lo menos, principalmente si tiene antecedentes.

Cada vez más creciente número de pacientes sufren de enfermedades renales a raíz de hipertensión y diabetes. La detección de estas enfermedades se realiza fundamentalmente a través de métodos sencillos, no cruentos y de bajo costo, como son el dosaje de creatinina en sangre y de albúmina en la orina, y eventualmente, una ecografía u otro procedimiento por imágenes.

Aceptar que nuestros seres queridos están padeciendo esta enfermedad es muy difícil, al igual que enfrentar los efectos del tratamiento de diálisis, las pocas posibilidades de trasplante, el horizonte incierto que se presenta al no saber en qué momento puede llegar un órgano.

Las enfermedades renales son comunes, riesgosas y tratables. Cada día nuestros riñones procesan alrededor de 200 litros de sangre, la depuran, ajustan su composición química a la adecuada para mantenerse sano, sintetizan y procesan hormonas, contribuyen a controlar la presión arterial, la producción de glóbulos rojos, la salud de los huesos, entre otras funciones trascendentes para la vida.

En general, el paciente que tiene un mal funcionamiento renal en las fases iniciales no tiene síntomas claros. En estadíos avanzados, pueden aparecer el cansancio, la hipertensión arterial, la anemia, los trastornos osteomusculares y hasta neurológicos. Orinar muy seguido, con espuma, y tener mucha sed, también son síntomas que se repiten entre los enfermos renales.

La hiperlipidemia, la presión arterial elevada, el tabaquismo y el sedentarismo, son factores de riesgo.

Sintetizado de varias publicaciones digitales

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s