ALIVIO EN LAS SANCIONES A CUBA, SÍ, PERO NO…

Cubanos en el aeropuerto de Miami esperan viajar hacia Cuba.El anuncio hecho por Washington del alivio temporal de las sanciones económicas y comerciales contra Cuba ha llegado después de varios días, pero rodeado de múltiples interrogantes y confusiones, según observan varios medios de prensa digitales. El Congreso ha dicho sí, pero no… Está aprobado el Proyecto de Presupuesto para el 2009 —unos 410 mil millones de dólares— primero por la Cámara de Representantes, y luego por el Senado, pero es letra muerta todo lo concerniente a Cuba

Para destrabar las negociaciones, el Departamento del Tesoro ha firmado un compromiso de que toda la sección referida a Cuba no será aplicada. Fue la única manera de evitar un estacamiento de la Ley del Presupuesto que amenazaba con extenderse, a causa de dos acérrimos enemigos de la Revolución Cubana y de la eliminación del bloqueo, Bill Nelson (Florida), y Bob Menéndez (Nueva Jersey), quienes amenazaron incluso con el veto a todo el proyecto.

Una nota publicada hoy por El Nuevo Herald, da cuenta de que el presidente Barack Obama se dispone a firmar la Ley de Presupuesto para el 2009, la cual contiene también disposiciones que relajan el envío de remesas y los viajes a Cuba, cuyas condiciones había endurecido el anterior presidente, George W. Bush, en el 2004.

 

Según el documento, ahora, los cubano-estadounidenses podrán visitar a sus familiares en Cuba una vez al año por el tiempo que quieran, en vez de una vez cada tres años y tan solo durante catorce días, como ocurría desde 2004. Esos ciudadanos podrán gastar en la isla un máximo de 170 dólares por día, en lugar de 50.

Se eliminan también la restricciones a enviar comida o medicinas a Cuba, que hasta ahora estaban limitadas a los cien dólares mensuales. Se amplía, además, la definición de familiar para incluir ahora también a los primos, tíos y tías. Hasta ahora tan sólo se podía visitar o socorrer a los familiares de hasta segundo grado: padres, hermanos, hijos, abuelos o nietos.

Y aquí empiezan las contradicciones y confusiones. Para lograr el voto aprobatorio de los dos influyentes senadores, el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, les aseguró por escrito que el gobierno interpretaría la nueva ley de manera tan estricta que, de hecho, no tendría efecto.

Uno de los comentarios colgados a la nota citada, precisa sobre otro aspecto oscuro en la última acción del Senado: dice la ley que se recortan los fondos para la vigilancia del cumplimiento de las restricciones dictadas por Bush en el 2004… las regulaciones como tal no son abolidas y los viajes seguirán siendo ilegales… tampoco se especifica que los cubanos no necesiten el permiso de la OFAC, solo que no habrá dinero para perseguirlos.

Quizás por todo ello las informaciones al respecto hayan tenido tan poco impacto en medios digitales cubanos y entre la población de uno y otro lado del océano.

Por su parte, el periódico Granma se refiere a la elevada multa que el Departamento del Tesoro norteamericano ha impuesto a una empresa francesa-USA de quesos y productos lácteos, por comerciar con Cuba, en una clara evidencia de que la persecución de la OFAC y el Departamento del Tesoro no han cesado, en medio de un ambiente, al parecer, proclive a la distensión y los cambios en la política hacia Cuba.

El propio diario recordó también que el 16 de enero último la OFAC decretó «clarificaciones legales» que impusieron reglas aún más rigurosas sobre los viajes a Cuba y que afectan desde entonces las empresas norteamericanas de vuelos charters y las agencias de viajes, y de remesas.

Otra muestra de la escasa sintonía entre las declaraciones de la nueva Administración y el Departamento del Tesoro, es una información aparecida hoy en el Heraldo miamense donde insiste nuevamente en que «el Departamento del Tesoro de Estados Unidos minimizó los cambios aprobados por el Congreso para flexibilizar algunas sanciones vigentes contra Cuba, al aclarar que el gobierno de Barack Obama sigue revisando la política hacia la isla para impulsar cambios democráticos».

La ley presupuestaria, que debe ser confirmada por Obama, prohíbe utilizar fondos públicos para restringir los viajes de cubanoestadounidenses y permite hacer negocios con La Habana en rubros de alimentos y medicinas, sin tener que pagar por adelantado en efectivo (sistema conocido en inglés como «cash in advance»), como hasta ahora.

Sin embargo, la nota del Heraldo recalca seguidamente que en sendas misivas dirigidas por el Secretario del Tesoro, la primera con fecha 5 de marzo y la segunda 9 de marzo —obtenidas por AFP—, a los senadores demócratas Menéndez y Nelson, se les asegura que el «cash in advance» sigue vigente en una ley del 2000 sobre sanciones comerciales, por lo que «los exportadores deberán seguir recibiendo el pago por adelantado de envíos y no se permitirá exportar a Cuba a crédito, a menos de que sea a través de un banco de un tercer país».

Por lo tanto, esa disposición «lo más seguro es que no tendrá influencia en las reglas financieras vigentes». Asimismo, Geithner afirma que su departamento permitirá solo «a representantes de una clase limitada de negocios» viajar a Cuba para «comercializar y vender productos médicos y agrícolas».

«La administración Obama no tiene nada que ver con estas o con otras provisiones de la ley», dijo Geithner, al desmarcar al gobierno actual de la ley presupuestaria, que fue aprobada con retraso ya que abarca el año fiscal que comenzó en octubre de 2008, cuando todavía George W. Bush era presidente.

Seguramente en los próximos días la opinión pública irá ganando en claridad de hasta dónde podrá llegar el Presidente en la flexibilización del bloqueo contra Cuba, y si podrá vencer a las fuerzas retrógradas que en ambos partidos y en la ciudad de Miami, se oponen a una normalización de las relaciones bilaterales. Por lo pronto, queda más que claro que la política estadounidense hacia la vecina isla sigue en manos de un pequeño grupo de políticos miamenses, y mucho tendrá que trabajar la nueva Administración si quiere contrarrestar su presión y oponerse a su dictado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s