EN BUENAS MANOS EL PATRIMONIO FÍLMICO CUBANO

Ciudad en Rojo, basada en Bertillón 166, de José Soler Puig.
Unos 183 largometrajes de ficción, más de mil 140 documentales, mil 493 emisiones de los Noticieros ICAIC, nominados como Memoria del mundo, fueron producidos y exhibidos por el Instituto Cubano del Cine desde el 24 de marzo de 1959 a la fecha, a lo que se añade la exhibición y preservación de un patrimonio fílmico de Cuba y otros países.

En el sintético recuento de este medio siglo, destaca la labor del ICAIC en la producción de dibujos animados, la cartelística, el aporte de sobresalientes músicos en las bandas sonoras de las cintas y la documentalística, con la maestría de vanguardia de Santiago Álvarez.

Trasciende también el papel de la Cinemateca de Cuba, instituida con el propósito fundamental de conservar el capital cinematográfico que asciende a seis mil 511 películas y otros materiales fílmicos extranjeros, para su utilización con fines de estudio, investigación, educativos y para su exhibición cultural y no comercial.

 

Gracias a la contribución del ICAIC, la Cinemateca ha restaurado y pasado a material de seguridad todos los filmes de largo y cortometraje que pudo rescatar de los producidos en el país antes de su fundación en 1960. Además, se avanza en un proyecto que permitirá restaurar más del 90 por ciento del patrimonio fílmico con que cuenta la nación.

El ICAIC tiene la tarea de conservación, preservación y restauración del patrimonio fílmico cubano, considerado de importancia capital por el vicepresidente de ese instituto, Pablo Pacheco. Esa memoria cultural está conformada, además de lo fílmico, por los carteles, guiones, fotogramas, el archivo histórico documental y trescientas piezas sobre la historia industrial y artística del cine cubano, que en su momento deberán conformar un museo.

Debido a los obstáculos del bloqueo imperialista primero y la caída del campo socialista después, con el que se mantenían fuertes relaciones, se tuvieron que buscar alternativas para mantener la industria y exhibición de filmes, que ya hoy muestran una recuperación con un nivel de calidad, como lo demuestran las variadas producciones de este año en largometrajes, documentales y animados. En este último se impuso un récord con más de 650 materiales.

Como culminación de los festejos por el aniversario 50 del ICAIC, el General de Ejército Raúl Castro condecoró a Alfredo Guevara con la Orden José Martí, en cumplimiento de un acuerdo del Consejo de Estado, y entregó al Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos un diploma de reconocimiento en ocasión del cincuentenario de su fundación.

En Guevara, visiblemente emocionado al recibir la máxima distinción estatal, se puso de relieve su extraordinario empeño en echar las bases y orientar los caminos del nuevo cine cubano y latinoamericano, su fecunda labor como promotor cultural, y su invariable e irreductible lealtad a la Revolución y a Fidel.

La Revolución encabezada por Fidel, inmersa en urgentes tareas y abocada a graves peligros externos e internos, fundó con el ICAIC su primera institución cultural y abrió la senda de una política en ese campo profundamente comprometida con los valores humanos y ajena al dogmatismo, la simplificación y el populismo.

Fuentes: Mesa Redonda y Granma Internacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s