LA TIERRA ES LA CASA DE TODOS: ¡CUIDÉMOSLA!

Pensando globalmente, actuando localmente, es el llamado a la acción para el Día de la Tierra.Hoy 22 de abril es un día para la reflexión y la acción. Se celebra el Día Internacional de la Tierra, bajo el lema: Pensando globalmente, actuando localmente. No podemos permanecer indiferentes ante la contaminación, el deterioro de la biodiversidad, y los infinitos daños ambientales provocados a nuestro planeta, en gran parte por el consumismo desmedido de algunas sociedades, y el incumplimiento de nuestra obligación de cuidar y conservar la Casa de Todos.

La crisis medioambiental es uno de los flagelos que el mundo tiene que enfrentar unido —tanto o más que la crisis económica y financiera—, pues los problemas afectan a todos por igual, ricos y pobres, al norte industrializado y al sur subdesarrollado… y ponen en peligro la existencia misma del hombre y su hábitat como nunca antes en la historia de la civilización.

Según datos publicados recientemente, en el 2050 la temperatura del planeta será superior en 2 grados. La economía mundial se verá severamente afectada, hasta en un 20% —de acuerdo con cálculos conservadores— si no se frena el calentamiento global. Además, la riqueza de la Tierra se reducirá en cerca de 30 billones de dólares, y se produciría un colapso económico superior al crack del 29.

Sin embargo, el coste de las medidas necesarias para reducir la catástrofe medioambiental, no superaría el 1% del Producto Interno Bruto global. El mundo debe trazarse metas obligatorias y definidas en relación con muchos de los fenómenos que afectan la atmósfera, como la emisión de gases contaminantes derivados de la combustión del petróleo para producir energía, el tratamiento de los residuales de los procesos industriales, la protección de los mares y océanos, el espacio cósmico… redefinir los patrones de consumo material y energético, asignar presupuestos propios y de ayuda a los países más pobres… más un largo etcétera que involucara a todos los países del mundo.

Las personas deben recordar que es necesario, sobre todo, realizar un cambio profundo en los estilos de vida y las costumbres de las sociedades. El consumo compulsivo del hombre contribuye a multiplicar la emisión de gases de efecto invernadero. Por lo tanto, es conveniente redefinir los hábitos y adoptar patrones menos nocivos, en pos de una vida más sana y duradera, en armonía con el ambiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s