LA GRIPE PORCINA SIGUE DANDO QUÉ HACER Y DE QUÉ HABLAR

Hay quienes no pierden el sentido del humor ni en los momentos más difíciles. He aquí unos tapabocas de emergencia para evitar la gripe porcina.Los temores siguen creciendo en diversas partes del mundo ante una nueva y peligrosa enfermedad —curable si se atiende a tiempo—, denominada gripe porcina, producida por un virus o combinación de virus humano, aviar y porcino, para el cual el sistema inmunológico del hombre carece de protección natural. Con síntomas similares a una gripe común, afecta a más de mil personas en México, varias decenas en Estados Unidos y Canadá, y en otras partes del mundo ya se reportan casos, en tanto que muchos más adoptan medidas para evitar su penetración.

Tanto los gobiernos como la prensa emiten frecuentes declaraciones y reportes sobre el avance del virus, Google actualiza sus mapas casi que a la par de los informes de cada país, las compañías aéreas y de turismo cancelan o limitan sus viajes a las zonas infectadas, sobre todo a México; las fotos de personas con mascarillas y de estadios y restaurantes vacíos inundan la internet… como si estuviéramos viviendo un reality show al estilo de las tantas películas de Hollywood con argumentos de epidemias incontrolables.

En Cuba continúa la calma… las autoridades sanitarias confirmaron que no se reportan casos de enfermos con este tipo de virus, y desde hoy martes se suspendieron los viajes desde y hacia México, como medida preventiva. El sistema de salud, uno de los más organizados en este hemisferio, presta atención constante a cualquier manifestación de gripe que llega a los centros primarios de salud.

“Gripe porcina nueva amenaza para economía mundial”, titulan despachos recientes desde Washington, sobre los temores de que el brote puede poner en peligro la ya frágil economía mundial y entorpecer su recuperación, una situación que marca ya hoy las finanzas, bolsas y mercados internacionales… Otro reporte desde Argentina se refiere al impacto sobre las materias primas y los granos, así como la subida del precio del oro… En Ciduad de México, el gobierno cerró 35 mil restaurantes durante una semana, y ordenó el cierre de gimnasios, y clubes, como parte de un endurecimiento de las medidas para evitar aglomeraciones.

¿Y qué cuentan los mexicanos?… Un amigo cubano residente en México me envió dos muestras de humor “negro” con el tema de los tapabocas… El portal de blogs de http://www.20minutos.es convocó a los blogueros a que contaran sus impresiones sobre la casi pandemia… la respuesta no se hizo esperar, algunas hasta con cierto humor, y aquí reproduzco algunas de esos posts:

Del relato de Paul Medrano, de Bitácora Doscamineña…

Dos días después el ambiente huele a psicosis, ayudado en parte, por todas las películas y series apocalípticas que diariamente nos llegan de nuestros vecinos del norte (…). Ingenuamente, los metropolitanos salen de su ciudad, en un afán de huir de la peste. Sin embargo, el inusitado tropel sólo provoca que la enfermedad se extienda. Entidades como San Luis Potosí, Guanajuato, Veracruz, Aguascalientes, y por supuesto, Guerrero, reportan cada día más enfermos (…). El uso de cubre bocas se incrementa. No pocos mexicanos ven positiva esta medida, no porque evita contagios, sino porque así ven menos mujeres feas. Los hay de todos colores: azules, verdes, blancos y hasta quienes dibujan simpáticas muecas sobre esta prenda (…). El pánico ya se apoderó de nosotros. Y será difícil superarlo.

Ea Pozoblock, de La Canción de la Sirena y El diario de Transilvania también nos ha mandado un precioso texto…

No estábamos preparados. Nunca lo estamos. Las autoridades han suspendido clases en otras ocasiones, por ejemplo durante contingencias ambientales, cuando la contaminación alcanza niveles peligrosos, y por otro lado si bien son casi quince días de asueto, en el ínter hay dos días oficiales no laborales ( el primero y cinco de mayo), y si lo sumamos a los sábados y domingos, la semana está pràcticamente muerta. Sin embargo, el sábado nos sorprendió con una noticia que no esperábamos: los partidos de futbol se jugarían a puerta cerrada, sin aficionados. En México el fútbol no es un asunto de vida o muerte: es algo más importante. Entonces sí nos asustamos y supimos de inmediato que las cosa iba en serio, que algo no marchaba bien. Nos pegamos a la televisión, sintonizamos las noticias. El gobierno imponía una dictadura sanitaria: a partir de ese día y hasta nuevo aviso permanecerían cerrados museos, cines, bares, teatros, espectáculos masivos, eventos culturales, conferencias, galerías y exposiciones.

La alarma se retrata como algo un poco exagerado en el relato que nos ha remitido Mario Stalin, de Necio Hutopo…

Hay algo que parece extraño. Las dos principales cadenas de televisión, las que en conjunto controlan casi el 80% de las opciones de tele abierta en la república, llenan las pantallas de descripciones apocalípticas y proyecciones fatalistas, olvidando decir que, de detectarse a tiempo, la enfermedad es completamente tratable y curable con antivirales. Hay algo que parece extraño. Y, mientras tanto, la ciudad del caos cotidiano presenta sus calles vacías, las plazas públicas y comerciales abandonadas, sus centros de cultura y entretenimiento cerrados… Sus habitantes, acostumbrados a las aglomeraciones, miran con recelo al otro y se refugian tras sus tapabocas.

Pero la gripe no puede detenerlo todo. Nos lo contó desde Jalisco Agustín Madrigal de El Baile de la Coma…

El clima de la población es tranquilo. La crisis financiera nos obliga a trabajar a todas horas, así que no tenemos muchas posibilidades de quedarnos en casa a esperar a que pase la gripe. Estamos alerta, eso sí, de seguir medidas precautorias, incluso extremas —como faltar a clases universitarias—, pero la vida de todos sigue, en cierta medida, como todos los días.

…como todos los días pero con precauciones. Si no se toman, dice Rodrigo Rojas de El Blog de Pinacho, se puede perjudicar a toda la ciudadanía…

Muchos lugares han estado vacíos, lo que es muy raro ver en una ciudad tan grande como ésta. Sin embargo, como en todas las sociedades, no falta quienes lo toman a la ligera o quienes incluso dicen que esto es una mentira y hacen caso omiso a las indicaciones. Es una lástima porque no sólo se ponen en riesgo ellos sino también a quienes les rodean.

Fuentes: Reportes de prensa en internet

Una respuesta a “LA GRIPE PORCINA SIGUE DANDO QUÉ HACER Y DE QUÉ HABLAR

  1. Que la economía no va a levantar cabeza, lo tengo claro. Que la epidemia aporte su grano, o saco de granos, es seguro. Que el ambiente se va a volver irrespirable y nocivo para todos, es fácil.
    Las escrituras y ciertos calendarios viejos, anuncian fin de era. Y los síntomas son los descritos.
    Si a todo esto añadimos que he encontrado algo que también estaba escrito, y que otorga sentido literal a los escritos, el asunto es mosqueante.
    De un curioso librito, he sacado las pistas para ubicar lo escenarios bíblicos en su origen, desde donde, todo lo escrito, tiene sentido.
    Lo tenéis a disposición, junto con las pruebas que lo confirman, en http://www.lascosasdechurruca.com, que está dando que hablar por lo que desvela.
    Algo gordo huele…
    Vidal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s