JOSÉ MARTÍ: CAYÓ EL MEJOR DE LOS COMPAÑEROS

El 19 de mayo de 1895, el apóstol de Cuba, José Martí cae, de cara al sol, en los campos de Dos Ríos.El 19 de mayo de 1895, el apóstol de Cuba, José Martí cae, de cara al sol, en los campos de Dos Ríos, localidad de Jiguaní, provincia Granma.

Ese día, el Generalísimo Máximo Gómez anota en su diario de campaña: ‘‘Ya nos falta el mejor de los compañeros y el alma podemos decir del levantamiento».

«Para nosotros, los cubanos, José Martí es la idea del bien que él describió» dijo el líder cubano, Fidel Castro, en el 150 aniversario del natalicio del Apóstol de nuestra independencia, y esa idea se resalta hoy en todas las actividades conmemorativas.

Hoy se recordará la caída en combate de José Martí en Dos Ríos, en el Bosque Martiano del Ariguanabo, donde se colocarán ofrendas florales.

Hace 15 años fue inaugurado ese lugar, institución que constituye paradigma de homenaje al Ápostol, la cual es visitada cada año por miles de personas nacionales y extranjeras deseosas de conocer sobre su vida y obra, y otros aspectos de la historia de Cuba.

Alertados de la cercanía de una columna española, salen Gómez y Bartolomé Masó a su encuentro, dejando a Martí en el campamento. Arrastrado por el entusiasmo general, Martí los sigue en compañía del joven Ángel de La Guardia.

Poco conocedores del terreno, dan de lleno sobre el enemigo. Sin reflexionar ambos, cargan sobre los españoles, que los reciben con un fuego terrible. Martí cae acribillado a balazos, y a poca distancia del enemigo.

Ángel de la Guardia, perdido su caballo, intenta cargar el cuerpo sin vida del Apóstol, pero no le alcanzan las fuerzas; retrocede entonces para dar la noticia a Gómez, que enterado carga desesperado contra las fuerzas españolas para recuperar el cadáver.

El cuerpo de Martí fue llevado al pueblo de Remanganaguas donde se le dio sepultura. Después se le exhumó y embalsamó para llevarlo a Santiago de Cuba, donde tuvo lugar el sepelio definitivo.

Los colonialistas creyeron que con la desaparición de Martí moría también la Revolución, pero sus ideas y su ejemplo continuaron viviendo en la lucha, prolongados en nuevas hornadas de combatientes.

Fuente: Prensa Latina

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s