ALGUNAS COSTUMBRES QUE INTERNET HA DESAPARECIDO

Enviar postales por correo ordinario es una costumbre en vias de desaparición., frentea la competencia de la postal digital.La Red ha aportado un sinfín de mejoras a nuestro día a día. Pero, sin querer, también ha acabado con algunas costumbres que seguramente acabaremos añorando. La popularización de la internet y de sus aplicaciones ha provocado un cambio en nuestra manera de pensar y de actuar.

Un curioso artículo de Terra.es expone cinco cosas que podían ser habituales hace unos años, pero que no pueden sobrevivir en un mundo con Internet:

Ir a comprar un single

No entraremos en si Internet ha perjudicado a la industria musical, dado que la introducción de un nuevo canal de distribución siempre genera polémica y una reestructuración del mercado. Lo que sí está claro es que ha causado cambios importantes en los hábitos de consumo de los usuarios de música. Ya sea por la posibilidad de comprar los hits separadamente o por la avalancha mediática que supone el lanzamiento de una nueva canción, con videoclips en YouTube y tonos para móvil en mil y un banners publicitarios, la compra de singles prácticamente ha pasado a la historia.

Recibir una postal

Esta costumbre todavía tardará tiempo en morir, pero está claro que el enviar un trozo de cartón con una foto desde el sitio en el que estamos veraneando cada vez tiene menos sentido, ya que más y más personas actualizan su Facebook con las últimas fotos que van sacando. Al margen de las connotaciones ecológicas (el consumo energético para crear y enviar las postales), es mucho más práctico enviar un e-mail con las fotos que acabamos de tomar que hacer que el destinatario espere días o semanas antes de recibir una foto genérica del lugar que visitamos (y que puede encontrar fácilmente en Google Images).

Periodismo de investigación

Lo vemos en los periódicos. Lo vemos en las cadenas de televisión. Y lo vemos en Internet. Quizás no haya sido la Red la principal culpable, pero ha puesto su granito de arena. Hoy en día se vende la información rápida, al momento. Toda información que lleve más tiempo (y dinero) de conseguir solo tiene pocos reductos donde sobrevivir (algunas cadenas públicas en las que todavía el prestigio es algo a tener en cuenta).

En lo que parece ser un periodo de transición, el periodismo ciudadano parece haberle comido tanto terreno al “profesional” que este último ha reaccionado rebajando su nivel y sus costos de producción.

Esperemos que en un futuro volvamos a disponer de reportajes en profundidad de alta calidad periodística. Hoy por hoy, están en peligro de extinción.

Hechos sorprendentes

La culpa la ha tenido Photoshop, la ha tenido el After Effects y otros programas de edición digital. Pero, sobre todo, la culpa de que ya no creamos nada la ha tenido la propagación de miles de campañas de publicidad viral, rumores falsos, y falsificaciones hechas por el simple hecho de ver cómo se extienden. Y para que todo ello haya funcionado tan bien necesitaba un medio de comunicación sin filtros como es Internet. Hoy en día, cuando vemos una foto de un hecho atípico o un vídeo en el que sucede algo espectacular, lo primero que pensamos es que se trata de un “fake”. Y lo peor es que seguramente tenemos razón.

Preguntar a los abuelos

Decimos abuelos pero es extensible a los padres, a los profesores, a los bibliotecarios… a las antiguas fuentes de información que sabían por el hecho de haber vivido mucho o ser mayores. Hoy en día, los usuarios de Internet «nacen enseñados», dado que a la primera que surge una duda, siempre está ahí el oráculo, Google, dispuesto a darnos mil y una respuestas en pocas centésimas de segundo. En las consultas de los médicos, más pacientes van con una ristra de preguntas sobre su posible dolencia en base a lo que han leído en Internet, y con el tiempo, este tipo de situaciones serán extensibles a muchos otros ámbitos.

Lo que está claro es que en la era de Internet, uno ya no sabe más por haber vivido/estudiado más, sino por saber buscar mejor en la Red.

Y es una lástima, dado que lo que realmente nos pueden enseñar estas personas no se puede encontrar en ninguna página web… a menos que escriban un blog, claro está.

http://www.terra.es/tecnologia/lared/articulo/internet-cosas-ha-eliminado-21198.htm

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s