NICOLÁS GUILLÉN, EL POETA DE CUBA

Nicolás Guillén, el Poeta Nacional de Cuba.El 10 de julio de 1902, nació en la ciudad de Camagüey, Nicolás Cristóbal Guillén Batista, hijo del periodista Nicolás Guillén Urra y de su esposa Argelia Batista Arrieta, desde su juventud participó intensamente en la vida cultural y política cubana, lo que le costó el exilio en varias ocasiones.

Ingresó en el Partido Comunista en 1937. Trabajó como tipógrafo antes de dedicarse al periodismo y darse a conocer como escritor. Inició su producción literaria en el ámbito del postmodernismo y la afianzó en el de las experiencias vanguardistas de los años veinte, en cuyo contexto se convirtió pronto en el representante más destacado de la poesía negra o afroantillana.

En su gran obra poética se encuentran: Motivos de son, Sóngoro cosongo. Poemas mulatos, West Indies Ltd., Cantos para soldados y sones para turistas, El son entero, La paloma de vuelo popular, España. Poema en cuatro angustias y una esperanza, Tengo, El gran Zoo, El diario que a diario, La rueda dentada, El corazón con que vivo, Por el mar de las Antillas anda un barco de papel.

Colaboró en Camagüey Gráfico, Orto, Castalia, Alma Máter, Diario de la Marina, La Semana, El Mundo, Hoy, Vanguardia Obrera, Viernes, La Última Hora y El Nacional de Caracas, redactor en El Camagüeyano, Información, El Loco, Resumen y editor en Las Dos Repúblicas, Lis, Mediodía, Gaceta del Caribe, fundó y dirigió la revista Unión.

En Prosa de prisa se recogen sus trabajos periodísticos. Tras el triunfo de la Revolución cubana en 1959 desempeñó cargos diplomáticos de relieve, viajó por numerosos países en misiones culturales y políticas, ocupó la presidencia de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba desde su fundación en 1961 hasta su deceso. El Poeta Nacional de Cuba murió en La Habana, el 16 de julio de 1989.

Fuente: Prensa Latina

NO SÉ POR QUÉ PIENSAS TÚ

No sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo,
si somos la misma cosa
yo,
tú.

Tú eres pobre, lo soy yo;
soy de abajo, lo eres tú;
¿de dónde has sacado tú,
soldado, que te odio yo?

Me duele que a veces tú
te olvides de quién soy yo;
caramba, si yo soy tú,
lo mismo que tú eres yo.

Pero no por eso yo
he de malquererte, tú;
si somos la misma cosa,
yo,
tú,
no sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo.

Ya nos veremos yo y tú,
juntos en la misma calle,
hombro con hombro, tú y yo,
sin odios ni yo ni tú,
pero sabiendo tú y yo,
a dónde vamos yo y tú…
¡no sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo!

TENGO

Cuando me veo y toco
yo, Juan sin Nada no más ayer,
y hoy Juan con Todo,
y hoy con todo,
vuelvo los ojos, miro,
me veo y toco
y me pregunto cómo ha podido ser.

Tengo, vamos a ver,
tengo el gusto de andar por mi país,
dueño de cuanto hay en él,
mirando bien de cerca lo que antes
no tuve ni podía tener.

Zafra puedo decir,
monte puedo decir,
ciudad puedo decir,
ejército decir,
ya míos para siempre y tuyos, nuestros,
y un ancho resplandor
de rayo, estrella, flor.

Tengo, vamos a ver,
tengo el gusto de ir
yo, campesino, obrero, gente simple,
tengo el gusto de ir
(es un ejemplo)
a un banco y hablar con el administrador,
no en inglés,
no en señor,
sino decirle compañero como se dice en español.

Tengo, vamos a ver,
que siendo un negro
nadie me puede detener
a la puerta de un dancing o de un bar.
O bien en la carpeta de un hotel
gritarme que no hay pieza,
una mínima pieza y no una pieza colosal,
una pequeña pieza donde yo pueda descansar.

Tengo, vamos a ver,
que no hay guardia rural
que me agarre y me encierre en un cuartel,
ni me arranque y me arroje de mi tierra
al medio del camino real.

Tengo que como tengo la tierra tengo el mar,
no country,
no jailáif,
no tennis y no yatch,
sino de playa en playa y ola en ola,
gigante azul abierto democrático:
en fin, el mar.

Tengo, vamos a ver,
que ya aprendí a leer,
a contar,
tengo que ya aprendí a escribir
y a pensar
y a reír.
Tengo que ya tengo
donde trabajar
y ganar
lo que me tengo que comer.
Tengo, vamos a ver,
tengo lo que tenía que tener.

Anuncios

Una respuesta a “NICOLÁS GUILLÉN, EL POETA DE CUBA

  1. Que triste se pondría Guillen si pudiera ver que ya su poema tengo no se pone y si lo hacen lo cortan y solo,ponen la parte que les interesa oigamos. Es que Ya no tengo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s