PREMIOS CASA DE LAS AMÉRICAS 2010

Roberto Fernández Retamar anuncia los Premios Casa de las Américas 2010.El Premio Extraordinario Bicentenario de la Independencia Hispanoamericana, convocado por vez primera por la Casa de las Américas, como una de las categorías del Premio, en su edición  51, fue conferido al investigador cubano Sergio Guerra Vilaboy por su obra ensayística Jugar con fuego. Guerra social y utopías en la independencia de América Latina.

En poesía, el lauro recayó en la obra Crónicas de muerte dudosa, del argentino Bruno D` Benedetto; y, en teatro a la pieza Al otro lado del mar, de la salvadoreña Jorgelina Cerrito; en el género de literatura brasileña el máximo galardón fue concedido a Nélida Piñón por su obra Aprendiz de Homero.

El premio otorgado a la literatura Caribeña en idioma inglés correspondió a la obra Approaching Sabbaths, de Jennifer Rahim. Una vez más puede apreciarse el alto nivel de convocatoria de este Premio cuya ceremonia de entrega de los lauros reunió a una nutrida concurrencia de intelectuales de Nuestra América.

Premios Casa de las Américas 2010

Lista de laureados:

Poesía

El jurado integrado por Graciela Aráoz, de Argentina; Jotamario Arbeláez, de Colombia; José María Memet, de Chile; y Marino Wilson Jay, de Cuba, acordó otorgar por mayoría el Premio a la obra:

Crónicas de muertes dudosas, de Bruno Di Benedetto, de Argentina

«Este libro unitario presenta una excelente factura. En él habitan el lirismo, la investigación y un llamativo sentido del  humor. Su lectura capta por la destreza expresiva e innovación en el género. Los temas de esta crónica, tomados a veces de la realidad y a veces inventados, logran una obra de actualidad digna de la mejor poesía latinoamericana».

Menciones:

Las nuevas epopeyas, de Guillermo Rivera, de Chile

Carta natal al país de los locos (Poeta en Escocia), de Javier Alvarado, de Panamá

Antífona de las islas (Sinfonía poemática), de Manuel García Verdecia, de Cuba

Teatro

El jurado integrado por Peky Andino, de Ecuador; Sara Joffré, de Perú; y Raúl Martín, de Cuba, acordó otorgar por unanimidad el  Premio a:

Al otro lado del mar, de Jorgelina Cerritos, de El Salvador

«Por entregarnos una pieza cargada de poesía, donde la sencillez de la propuesta para la escena encierra, a la vez, una profunda e inteligente reflexión sobre la condición humana; por la destreza del diálogo y la limpieza de su estructura dramática, creando dos personajes y una atmósfera que, con economía de medios, dan grandes posibilidades a actores, directores y a una diáfana comunicación con el público».

Menciones:

Barbarie, de Sergio Blanco, de Uruguay

Las dos caras de la moneda, de Cheddy Mendizábal Álvarez, de Cuba

Literatura caribeña en inglés o creol

El jurado integrado por Mark McWatt, de Guyana; Margaret Shrimpton, de Gran Bretaña; y Samuel Furé Davis, de Cuba, acordó otorgar por unanimidad el Premio al poemario:

Approaching Sabbaths, de Jennifer Rahim, de Trinidad y Tobago

«Colección de poemas bien construidos sobre un discurso identitario que no depende de marcadores ni tropos comunes. Esta poesía sobre la poesía nos transporta tanto a la India como a África, a través de un prisma fundamentalmente íntimo donde la voz poética perpetúa la historia y la memoria colectivas. Los poemas se tornan cada vez más intensos y su lenguaje magistral transmite a la perfección los sentimientos sobre el pasado, el presente y su espacio de pertenencia; logran finalmente plasmar una conciencia de las complejidades históricas, sociales y culturales del Caribe contemporáneo».

Mención honorífica:

I name me name, de Opal Palmer Adisa, de Jamaica

Literatura brasileña

El jurado integrado por Neide Esterci, Antonio Carlos Mazzeo y Carlos Walter Porto-Gonçalves acordó otorgar por mayoría el Premio a la obra:

Aprendiz de Homero, de Nélida Piñón

«En este libro Piñón pone su larga experiencia como escritora al servicio de los nuevos aprendices del oficio, reflexiona sobre su propia condición de aprendiz y revela cómo asimiló, con esfuerzo y persistencia, el arte de narrar, pues “entre el deseo de escribir y el acto de crear había que cruzar sobre un abismo sin red de seguridad”. La autora admite su deuda con la tradición oral que escuchaba de los mayores en Galicia y en Río de Janeiro, lo cual quedó grabado en su memoria. Valiéndose de un amplio espectro literario –desde la Biblia y Homero hasta Shakespeare y Joyce, de Cervantes y Carlos Fuentes a Machado de Assís y Monteiro Lobato- resalta el modo como los dominados y relegados al abandono histórico van refinando su memoria y su visión particular de la realidad. Se trata, en resumidas cuentas, de una defensa radical del arte de crear en una lengua –la portuguesa- valores y procesos universales».

Menciones:

Operação Condor. O Seqüestro dos Uruguaios, de Luiz Cláudio Cunha, de Brasil

Memórias de un intelectual comunista, de Leandro Konder, de Brasil

Graciliano Ramos: um escritor personagem, de María Isabel Brunacci, de Brasil

Premio Extraordinario Bicentenario de la Emancipación Hispanoamericana

El jurado integrado por Carmen Bohórquez, de Venezuela; Juan Valdés Paz, de Cuba, y Pedro Pablo Rodríguez, de Cuba, acordó otorgar por unanimidad el Premio a la obra:

Jugar con fuego. Guerra social y utopía en la independencia de América Latina, de Sergio Guerra Vilaboy, de Cuba

«Por ser, entre las obras presentadas, la que mejor se ajusta al tema; por su acercamiento histórico integral al examen del proceso emancipador, incluyendo casos pocos conocidos en la historiografía tradicional; por el valioso estudio comparado de las transformaciones sociales derivadas de esos procesos; por su análisis de la progresiva toma de conciencia en torno a la necesidad de la separación política de la metrópoli y de construcción de una unidad política continental; por el acertado empleo de una abundante y actualizada bibliografía, y por contribuir al imprescindible conocimiento de la historia integrada de la región».

Por décima ocasión, la Casa de las Américas otorga premios de carácter honorífico a libros relevantes de autores de nuestra América, o sobre temas latinoamericanos, en los géneros de poesía, narrativa y ensayo. Este año fueron considerados libros publicados en 2007 y 2008.

Después de evaluar los libros nominados, la Casa de las Américas decidió otorgar el:

Premio de poesía José Lezama Lima

El cristal entre la luz, de Manuel Orestes Nieto, de Panamá

«Por recoger, en versos escritos a lo largo de cuarenta años, la producción de uno de los más importantes poetas de su país».

Premio de narrativa José María Arguedas

Tratado del amor clandestino, de Francisco Proaño, de Ecuador

«Por su excelente prosa y el ingenioso modo mediante el cual recupera, a través de la memoria, una historia de amor, de locura y de muerte, a la novela».

Premio de ensayo Ezequiel Martínez Estrada

Relatos de época: una cartografía de América Latina (1880-1920), de Adriana Rodríguez Pérsico, de Argentina

«Por tratarse de un recorrido profundo y polémico por varios de los autores, libros y mitos de las literaturas hispanoamericana y brasileña de un momento especialmente intenso de nuestra historia».

Fuente: Casa de las Américas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s