EL MAGO MÁS JOVEN DE CUBA

El mago más joven de Cuba, Christian, vive en Santa Clara.Con siete años, Christian Daniel Sánchez Díaz es considerado el mago más joven de Cuba. Apenas con tres años pisó el escenario, aunque no con varita mágica, sino con nariz roja y gorro de colores. Sí, Cristian primero fue payaso. El payasito Pelusín, pero en una presentación «no me gustó como me anunciaron y me escapé».

En una ocasión vio a alguien hacer cosas maravillosas con pañuelos y otros artículos delante de muchas personas, y quedó fascinado. «Quiero ser mago», dijo a su querida Tía Nena, quien representa para él una especie de hada madrina ligado con Pepe Grillo.

«Un día lo llevé a la peña del Abuelo Martinillo, junto a una instructora de arte de la zona, cuenta Tía Nena. La muchacha le dijo a Clavelo (Martinillo) que le llevaba un mago; pero, al ver al niño, se quedó sorprendido y medio escéptico. Cuando Christian salió a escena lo encantó a él y a todo el público. Desde entonces forma parte de esa popular peña», dice con orgullo.

El mago Pável es su maestro, quien decidió entrenarlo nada más verlo actuar. El experimentado artista le enseñó el truco de la moneda y le regaló un dado «mágico» para que comenzara a conformar su repertorio. Ahora le monta nuevos números al pequeño, quien ensaya los fines de semana en su casa, desde por la mañana hasta por la tarde.

Christian cursa el segundo grado en la escuela primaria José Martí, de Santa Clara, donde lo admiran como si fuera un actor cinematográfico.

Ahora, Christian domina once números de magia, aunque ha ido descartando algunas de sus primeras presentaciones que ya no son de su interés. Él mismo escoge la ropa para actuar y decide qué hacer en cada actuación.

Se aprende rápido los trucos que le enseña su maestro. Hay quienes han tratado de «sacarle» el misterio de los números mágicos, pero «ni loco. Eso es secreto. Y si dices el secreto de los magos, ya no sigues siendo un mago», manifiesta convencido.

Ha manifestado a su Tía Nena que ha decidido dedicar su vida a la magia. Muchos se alegran de que así sea, porque Christian, además de hermosos pañuelos y dados de colores, tiene también en su corazón mucho amor que regalar todavía.

Publicado por Francisnet Díaz, periódico Vanguardia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s