LA SUCIA GUERRA MEDIÁTICA CONTRA CUBA

El imperialismo yanqui y la Unión Europea al frente de una gran operación de diversionismo y agresión mediática contra Cuba.
La guerra mediática contra Cuba comenzó en 1959 cuando la gran prensa de los EE. UU. tergiversó, entre otros hechos, las sanciones a los criminales de guerra de la tiranía batistiana. No es una novedad, pero intensificada como está, sería un suicidio no enfrentarla oportunamente.

Si antes implementaban medidas de todo tipo, incluyendo acciones terroristas, aisladas unas de otras, ahora están concertadas de manera que primero invaden «limpiamente» las mentes, tanto de la comunidad internacional como de los propios cubanos.

Tampoco por tener la razón, debemos subestimar esta agresión que puede causar estragos si no nos preparamos, como sucedió con la Operación Peter Pan, por la cual más de 14 mil niños fueron enviados hacia los EE. UU. porque sus padres creyeron la mentira de que perderían la patria potestad sobre ellos.

Ningún hecho político, económico o social ha dejado de ser tergiversado, censurado o silenciado plani­ficadamente, como parte de una gue­rra de mayores proporciones que incluye el bloqueo económico, comercial y financiero, también manipulado hasta negar su existencia y llamarle «embargo», lo cual no es, dado su carácter extraterritorial, algo que evitan mencionar.

Por Arturo Chang
Director del periódico Vanguardia, Villa Clara.

El Gobierno de los EE. UU. obliga a terceros países a sumarse al bloqueo, y ahora también arrastra consigo en esta guerra «limpia» a sus satélites europeos. Ellos minimizan o callan logros socioeconómicos al­canzados en medio de las dificultades creadas por la política norteamericana para fomentar el desaliento. Sobredimensionan los errores y problemas, y pretenden negar la capacidad de rectificación permanente que han tenido los revolucionarios.

Estas guerras modernas han cambiado su naturaleza, al considerar que los medios de comunicación son armas estratégicas limpias, o guerras sin fusiles, y centran el interés en derrocar el poder político y militar, más que en causar bajas, como era tradicional.

En el desfile del Primero de Mayo el pueblo rechazó esta escalada agresiva mediática; sin embargo, los medios formadores de opinión adversos al socialismo en Cuba, al no poder ocultar la masividad, dicen que vamos obligados por la represión, lo cual significa negar la naturaleza rebelde y valiente del cubano, que históricamente ha demostrado no aceptar imposiciones.

En Villa Clara desfiló un bloque de más de 10 mil mujeres de blanco, azul, rojo y negro, los colores de la enseña nacional y la bandera del Movimiento 26 de Julio, como respuesta de las cubanas a quienes usurpan el símbolo de la pureza.

Los medios formadores de opiniones anticubanas callan que los 75 presos por mercenarismo tuvieron infiltrados en sus filas a 12 agentes de la contrainteligencia que en el juicio reve­laron los planes indicados por James Cason desde la Oficina de Intereses en La Habana para desestabilizar el país, y con ello justificar una agresión.

En este tipo de guerra participan mercenarios de adentro y de afuera, que le hacen el juego a las campañas mediáticas y las provocaciones del imperialismo yanqui y sus aliados europeos,  y acusan a los gobernantes de la Isla por supuestas violaciones de los derechos humanos.

Los agresores mediáticos ocultan que el actual Gobierno norteamericano se niega a sostener un diá­logo serio con Cuba, que ha ofrecido reiteradamente conversar cualquier tema en igualdad de condiciones.

Luego de las expectativas creadas por la actual administración de los EE. UU., se mantiene la política hostil, pero si mencionan el hecho, culpan a Cuba, que, además de ser víctima del terrorismo durante más de medio siglo, fue incluida en la lista de supuestos patrocinadores de este.

Víctimas de la guerra mediática también han sido los Cinco desde el mismo inicio del amañado proceso: la prensa miamense creó un estado de opinión desfavorable, y mediante falsas acusaciones de cometer espionaje crearon confusiones y censuran las explicaciones sobre sus nobles misiones antiterroristas.

Con el objetivo de fomentar la desesperanza crean dificultades de todo tipo a nuestro pueblo. Pretenden hacer creer que todos los cubanos ven la solución en la emigración, pero al mismo tiempo que no otorgaron las 20 mil visas anuales contempladas en acuerdos migratorios, mantienen el Acta de ajuste cubano y la política de pies secos-pies mojados, que privi­legia a los que salen ilegalmente.

No dicen que al romperse las relaciones y no haber mecanismos para tramitar la emigración hacia los EE. UU. que incitaba mediáticamente a «huir» o «escapar», Cuba sobera­namente abrió y cerró el puerto de Camarioca, como hizo después en Mariel, lo cual provocó la necesidad de ajustar la situación migratoria de centenares de cubanos.

Silencian que una vez ajustado el estatus, la ley se mantiene vigente de modo permanente, y no sucede así con las demás naciones que son altas emisoras de emigrantes hacia los EE. UU.

Al mantener la agresión radial y televisiva que ha incluido aviones militares para emitir sus ataques, ofrecen otra muestra de sus intenciones,  pero Cuba, al rechazar esas señales en defensa de la soberanía de su espacio radioelectrónico, también deja clara su firmeza de defender el socialismo.
Ante las sucias agresiones anti­cubanas de la actual administración de los EE. UU. y sus aliados eu­ropeos, que dedican sumas multimi­llonarias y cuantiosos recursos a la llamada guerra «limpia», el desfile del Primero de Mayo es una res­puesta: la asistencia masiva es apoyo a la Revolución y de respaldo a los cambios para estable­cer un modelo económico que perfeccione la construcción del socialismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s