DOCUMENTOS INÉDITOS A LA LUZ EN EL DOCUMENTAL “CHE, UN HOMBRE NUEVO”

El Che acompañado por Aleida March, durante la lucha insurreccional que conduciría al triunfo de Enero de 1959.En una grabación hecha en cinta magnética, se escucha: “Ahora para ti, Aleida, lo más profundamente mío y lo más profundo de los dos”, y los poemas de Martínez Villena, César Vallejo y Pablo Neruda, toman la voz de Ernesto Guevara, con un tono muy diferente a la acostumbrada en sus discursos políticos.

Con la intención de generar un viaje a través de la memoria, el pensamiento y la poesía del guerrillero, el cineasta argentino Tristán Bauer expone detalles íntimos e inéditos como este en su nuevo documental: Che, un hombre nuevo.

Ese recital fue la despedida del Che a su mujer, Aleida March, luego de renunciar a la dirección del Partido Comunista, a su puesto de ministro, a su grado de comandante y a su condición de cubano, para partir hacia África.

En una entrevista concedida a la Revista Veintitrés de Argentina, el director dijo que ese es uno de los momentos más emotivos del film.

“Con Aleida tengo una relación de mucho cariño. Y luego de hablar durante años, apareció el fantasma de la cinta. Un documento importantísimo por el que tuvimos que insistir mucho. Tanto, que una vez me dijo que yo era del Partido Socialista Popular (PSP) por esto de Pide Siempre Pide”.

Ganador del premio Mejor Documental, en el Festival Mundial de Cine de Montreal 2010 (Canadá), realizado en septiembre, la película se estrena este domingo 3 de octubre en Rosario, Argentina, ciudad donde nació el Che, para luego llegar a las salas del país sureño el 7 de octubre, como parte de las conmemoraciones por los 43 años del asesinato del Che Guevara en Bolivia.

El mismo día debutará también en los cines de Cuba, y a partir del 29 de octubre se verá en España, ambos países, coproductores del film.

Sobre su motivación para emprender este proyecto audiovisual, Bauer explicó que la idea era en principio, hacer una película de ficción, pero que un día, andando por el malecón de La Habana, un sobrino del Che, Taco Guevara, le dijo que eso era un error, que tenía que hacer un documental con todos aquellos materiales desconocidos del Che.

“Porque según él, al Che le caía mal esto del guerrillero heroico ya que de alguna manera eso, más la foto de Korda, habían tapado su pensamiento más profundo y esa capacidad de análisis permanente más allá de su acción concreta”.

En la búsqueda, relata el cineasta, redescubrió a un Che que desde pequeño tenía fascinación por la literatura, por el significado de la palabra.

“Ver cómo esa acción, que es su vida tan breve, va acompañada de un pensamiento que se hace palabra. Porque el Che es un modelo de hombre. Si bien creo que todos los hombres deben tener las mismas posibilidades, no todos los hombres son iguales y hay algunos que están tocados por una varita mágica. Era un ser, como diría Silvio Rodríguez, de otra galaxia. Y sin embargo, era un ser humano, con todos los agujeros negros que tenemos los hombres. Un hombre que dejó una marca indeleble”.

En casi dos horas de duración, este documental con guión del propio Bauer y Carolina Scaglione, muestra por primera vez en pantalla, la documentación más íntima con la que jamás nadie antes había contado, cedida por su mujer Aleida March y sus hijos. A su vez, el gobierno cubano aportó 20 horas de imágenes nunca vistas.

Así, escritos, grabaciones y narraciones literarias, presentan a un Ernesto Guevara en su dimensión más humana.

Reconstruir al hombre detrás del revolucionario y la leyenda, le tómo 12 años al director, quien rastreó huellas por Cuba, Bolivia, Estados Unidos y Checoslovaquia.

“Más que una investigación en plano documental, fue un trabajo de arqueólogo, porque con el correr de los días fuimos descubriendo pistas que nos llevaron a otras, pequeñas piezas que nos fueron ayudando a descubrir al personaje, la potencia y la magnitud de su humanidad”.

En el viaje a los orígenes del Che, aparece un diccionario de filosofía, el cual comenzó a escribir cuando tenía 17 años. Allí iba anotando sus impresiones sobre algunas palabras que le despertaban curiosidad, como por ejemplo, la religión.

El proceso de investigación también desempolvó cosas como una libreta con el prólogo de un libro de crítica inconcluso sobre el capitalismo y el socialismo, que el Che comenzó a escribir en el Congo a mediados de 1965 y que continuó durante su estadía clandestina en Praga.

También algunos manuscritos inéditos antes de ser capturado en Bolivia, los cuales el cineasta pudo fotografiar en la bóveda del Banco Central boliviano gracias a una autorización especial que firmó el presidente Evo Morales.

Otro documento escrito que sale a la luz son sus desventuras en África, las cuales narró al sumarse a la guerrilla rebelde que actuaba en la República Democrática del Congo en abril de 1965. Allí llegó bajo el nombre de Ramón Benítez y su experiencia la resumió en una rotunda frase: “Esta es la historia de un fracaso”.

En cuanto a imágenes inéditas, hallarlas fue todo un desafío, declaró Bauer a la revista Veintitrés de Argentina.

Aún así, aparecieron. En uno de sus viajes a China, como parte de una gira por los países comunistas, la filmación lo muestra alegre, jugando y bailando junto a un contingente de niños. Mientras otras registraron su imagen más conocida, la última vez que se reunió con sus padres y hermanos en Punta del Este (Uruguay).

También, en una de las visitas que realizó el director a la casa paterna de Guevara, apareció un negativo mezclado entre las hojas de un cuaderno viejo.

La imagen muestra a un joven con camisa blanca, sin barba y con una leve sonrisa. Fue tomada cuando el Che visitó Guatemala en 1953, para ver la revolución que lideraba el coronel Jacobo Arbenz.

Asimismo, el documental da cuenta de las primeras entrevistas de Guevara, en las que destaca su timidez, hasta aquella famosa exposición que realizó el 11 de diciembre de 1964 en Nueva York, en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Che, un hombre nuevo, contiene además canciones de Carlos Puebla (Todo por la reforma agraria y Hasta siempre), Daniel Viglietti (Canción del hombre nuevo) y Alfredo Zitarrosa (Adagio a mi país).

Camilo Guevara, hijo mayor del Che, declaró a la prensa internacional que “el film de Bauer es el mejor documental realizado sobre mi padre”.

Nacido en 1959, Tristán Bauer ha dirigido varias películas sobre la historia y personajes argentinos, como Después de la tormenta (1991), Cortázar (1994), Evita, una tumba sin paz (1997), Los libros y la noche (1999) e Iluminados por el fuego (2005), la cual recibió varios premios internacionales.

“El Che no podía faltar. Estoy marcado por su figura y por la historia de ese movimiento social”, enfatizó. Actualmente, el cineasta está al frente del Sistema Nacional de Medios Públicos (SNMP) en Argentina.

Para Bauer, el ideal de Simón Bolívar y el Che Guevara de lograr una América Latina unida, es posible.

“Tengo absoluta esperanza en esa construcción. Y el único camino es la transformación y la liberación a través de la equidad y de la justicia, porque entre los pueblos no hay distintos senderos”.

Y agregó: “Desde hace diez años venimos dando pasos gigantescos en ese sentido. Y como en todo camino, hay luces y sombras, pero avanzamos y crecemos. Ya no son tres o cuatro jóvenes con un póster del Che en una habitación. Ahora es un movimiento social en el que varios presidentes de América sienten esa misma valoración que sentía el Che”.

Fuente: Agencia Venezolana de Televisión

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s