ORDETX: EL «ÚNICO VIVO» DE BALLAGAS

El investigador y crítico Luis Machado Ordetx investiga sobre Emilio Ballagas, en su más reciente libro, publicado por la editorial Capiro.«Ballagas en sombras», del investigador, crítico de arte y periodista Lic. Luis Manuel Machado  Ordetx (http://cubanosdekilates.blogia.com), obtuvo en 2009 el  Premio Fundación de la Ciudad de Santa Clara. Un año después, aparece el título, tras un arduo proceso editorial, bajo el sello «Capiro», como un «ángel caído», un «amoroso demonio», que se burla del tiempo.

En la sala «Margarita Casallas», del espacio cultural «El Mejunje», en la capital villaclareña, poco después de la presentación del texto, conversamos con su autor.

—Luis, ¿un Ballagas tan maldito como el francés Baudelaire,  el cubano Virgilio Piñera u otros poetas de la literatura universal?

—Tanto como puedan o no aceptarlo los investigadores que acuden a la puntualidad de los criterios de este poeta y que favorecen a resaltar la maldición del escritor y pedagogo camagüeyano.

Por Mercedes Rodríguez García (La Tecla con Café)

Ver también en este blog:
Emilio Ballagas en el centenario de su nacimiento

— ¿Y ese maldito te inspiró?

—No más ni menos que la excepcionalidad de su poesía; la malinterpretación de las cualidades del hombre y el derecho de éste a la diversidad sexual, por encima de patrones impuestos por una sociedad patriarcal de la  época, fue un maldito.

—¿Traer nuevamente a la vida a Ballagas y su personalidad, dada la mala interpretación de la conducción bisexual de su vida, del corpus de su poesía; de los criterios esgrimidos en su contra y de la acentuación de opiniones tan contradictorias?

—Exacto. Hoy existe una apertura hacia el tema, que  resulta mucho menos prejuiciado que antes y constituye una visión más humanizada del hombre, del poeta y su razón de ser ante la condenación de y por su tiempo.

—¿Y has encontrado…?

—Nuevos documentos, y testimoniantes menos prejuiciados que abordan la vida y obra de Ballagas en su territorialidad universal.

—Según interpreto por las palabras de la Lic. Silvia Padrón Jomet, la editora,  que tuvo  su cargo la presentación de tu libro, intelectuales de la talla de Alfonso Reyes, Dulce María Loynaz, Gastón Baquero, Lezama Lima trataron de definirlo «con voz», pero ya «sin presencia en la Tierra». ¿Serías tú, entonces, el «único vivo»  en pos de una interpretación más real y reveladora?

—Si tu pregunta a la vez constituye una afirmación, la acepto; si es para que sea yo quien lo afirme o lo niegue, prefiero dejarla en suspenso.

PALABRAS DE PRESENTACIÓN
Silvia Padrón Jomet

La sombra de Ballagas, hacia otras posibilidades

«Los caminos de Dios hacia el hombre los esperó profundizando su palabra.  Vio fluir la ternura de lo divino como una sangre, como una sangre que levantará las raíces y los ramajes del árbol que le dará sombra a la interrogante y perdurable gracia de su poesía, más allá de la sombría morada del fuego y del vacío».

Y más adelante citó estos versos en los cuales el poeta (Camagüey, 1908-La Habana, 1954) define qué es para él el amor:

La tierra entera enamorada

Porque el amor no es cosa triste / sino la luz, la luz hasta cegarnos/ en otra luz en que la sangre danza / levantada en los velos más veloces / o en flamígeras alas, / sobre la tierra entera enamorada.

A pesar de una breve existencia, el poeta  creó profusamente y con intensidad. Fue notable prosista, excelente pedagogo y hasta empleó sus facilidades de rimador en la enseñanza para activar la psicología de los niños y ayudar a  perfeccionar el aprendizaje. Desarrolló una  labor sociocultural hasta el momento desapercibida a los ojos de los principales estudiosos, quienes se han centrado solo en  algunas aristas de su figura.

Personalidad desconocida para la cultura cubana

A través de este libro de ensayos que hoy presenta la editorial Capiro, «Ballagas en sombra» de Luis Machado Ordetx, el lector podrá reconocer que alrededor de Emilio Ballagas existen  aspectos esenciales por dilucidar, que es todavía una personalidad desconocida para la cultura cubana.

Lírico de extraordinaria musicalidad,  resume tendencias de muy variadas líneas temáticas y formales. Ballagas fue en extremo cuidadoso en el dominio del idioma y manejó a plenitud los recursos expresivos. Su discurso posee el poder de concentrar toda la fuerza emotiva en una palabra, tenía una increíble percepción para captar las más diversas sensaciones y por ello ha sido calificado como «poeta de los sentidos».

El juegueteo y la espontaneidad  de sus textos a veces no le han favorecido  una justa apreciación, entre contradicciones y estereotipos se ocultan inercias mentales. Pero su sensualidad lírica debe ser vista hoy, por las nuevas generaciones, con una mirada más profunda.

Misterioso poeta débil de su generación

Vitier expresó en «Lo cubano en la poesía» palabras que han trascendido hasta hoy: «Él es el misterioso poeta débil de su generación; el que se funda en lo imponderable de la voz; el que, cediendo siempre, emerge al cabo indefenso, pero intacto y distinto, con su silenciosa palabra soplada…»

A partir de entonces numerosos autores se han (pre)ocupado por descifrar el enigma del «impedido»: consultemos las valoraciones de sus contemporáneos: Lezama, Piñera, Guillén… y otras más actuales: Sainz, Álvarez, López Lemus.

Visión muy transparente y desprejuiciada

A toda esa historia aun insuficiente se ha sumado el libro de este escritor villaclareño con una visión muy transparente y desprejuiciada sobre el tema. Acucioso investigador, Machado Ordetx  revaloriza procedimientos empíricos y aporta a la memoria literaria una cantidad considerable de documentos, frescos testimonios que deberán  atenuar lo inquietante del paradigma crítico Vitier-Piñera.

En sus páginas, llenas de detalles y confirmaciones, percibimos a un Ballagas más libre y cercano a lo contemporáneo, no tan tímido y evasivo, no tan radical homoerótico, no  urgido de unánime perdón por sus pecados, pues el «secreto de carne» no es tanto ya «secreto de lágrimas».

Por el contrario, las autorrepresiones y desgarramientos son acompañados además  por sociabilidad, además por confianza en el ser y compromiso con la gente común.

La gracia de las conversaciones de lo cotidiano

Machado Ordetx  testimonia y argumenta que  Santa Clara, como   ninguna otra ciudad donde radicó el poeta, le serviría de soporte para la creación de sus principales obras literarias y culturales. Aquí dio a conocer  mucha de la prosa que hasta hace muy poco se encontraba inédita, aquí se  impregna de la gracia de las conversaciones de lo cotidiano para incorporar las costumbres populares, mitos y en especial la religiosidad de procedencia africana.

Valga recordar su  vocación precursora por este tema mostrado, por ejemplo, en  la Antología de la poesía negra hispanoamericana (Madrid, 1935), y  Mapa de la poesía negra americana (Buenos Aires, 1946).

Si en el volumen del corpus lírico ballaguiano encontramos lo social como nota de ocasión —seguro todos recordarán de la edad escolar  los  conocidos versos de «Abrid bien los ojos»—, el texto de Machado Ordetx arrojará nuevas luces al respecto y se adentrará en el meritorio trabajo que hiciera para la Escuela Normal, en  la responsabilidad compartida allí con otros insignes intelectuales.

Un  texto de gran valor investigativo

«Ballagas en sombra» es un  texto de gran valor investigativo, fruto de la labor de decantación en fuentes donde se fusionan varios géneros literarios. El autor ha querido compartir con nosotros su hallazgo en los archivos del declamador villareño Severo Bernal, amigo y confesor de Ballagas quien reveló algunas de estas intimidades, secretos que dan lugar a nuevos desafíos para biógrafos y especialistas.

Machado ha querido además contrastar con otros testimoniantes y revaluar el devenir de fuentes teóricas heterogéneas, su credibilidad. Al mismo tiempo  exhibe  sus propias interpretaciones, suspicacias  que le otorgan al libro un enfoque muy interesante y polémico.

Ensayo complejo  y enfoque distinto

Por todas estas razones, estamos en presencia de un ensayo complejo que resume  una copiosa información. Pero, a pesar de su densidad, siempre nos sentiremos incentivados con su lectura, porque es un libro sincero,  escrito con mucha pasión.

Es intenso como se lo merece el autor del controvertido poema «Elegía sin nombre» (sobre el cual se manejan  aquí  nuevas interpretaciones).

Creo que Ballagas en sombra nos trae enfoques distintos sobre cómo puede hacerse un estudio dedicado al poeta camagüeyano, sobretodo, porque nos brinda  una visión más humanizada, terrenal y conflictiva y por ello es así mismo una forma de hacer justicia al gran escritor cubano desde un paradigma bien cercano a la percepción de estos tiempos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s