EL TROVADOR GUYÚN Y LA PERFECCIÓN DE SU ARMONÍA

Vicente González-Rubiera (Guyún), con su inseparable guitarra.La investigadora y musicóloga Dulcila Cañizares nos sigue presentando a figuras cimeras de la trova tradicional Cubana… Esta vez, a Vicente González-Rubiera (Guyún), con quien sostuvo un inolvidable encuentro:

“Tuve la oportunidad de escuchar al maestro Guyún, en su casa de la calle Santa Catalina, en la Víbora… Su guitarra eléctrica era de una calidad insuperable, y ese día comentó que él había solicitado que se la fabricaran muchos años atrás en el extranjero, según sus conocimientos de electrónica, con los datos precisos para que sonara como él quería. En aquella mañana disfruté de la magia de Guyún al interpretar, además de canciones del mexicano Agustín Lara, de Sindo, Corona, Delfín y otros autores cubanos y extranjeros, y de la “Acuarela do Brazil”, de Ary Barroso, en la que convirtió su guitarra, además, en un instrumento de percusión, en un contrabajo, en un violín y hasta en un piano, pues, como ya sabemos, sus armonizaciones, en cada obra, las realizaba como si fueran para una orquesta”.

“Cierro los ojos y lo veo, maestro Guyún, en la sala de su humilde casa, sentado en el sillón preferido, con las piernas cruzadas y los brazos sobre su guitarra, y en mis recuerdos de aquella sala de su casita viboreña, llena de fotografías y recuerdos, vuelvo a tener la dicha de escucharlo en un recital perfecto que usted nos regaló, concierto que ejemplificaba lo que nos enseñó en aquella conferencia magistral, irrepetible e inolvidable”.

A continuación el artículo completo de Dulcila Cañizares, publicado en el boletín del Centro Pablo de la Torriente Brau:

EL TROVADOR GUYÚN Y LA PERFECCIÓN DE SU ARMONÍA

Por Dulcila Cañizares

Vicente González-Rubiera (Guyún) nació en Santiago de Cuba el 27 de octubre de 1908 y falleció en La Habana el 29 de septiembre de 1987. Fue trovador, armonista, guitarrista y pedagogo, creó una escuela de acompañamiento guitarrístico y se considera, como trovador, uno de los precursores y el más valioso exponente de la trova tradicional de los años treinta.

El maestro Guyún estudió guitarra con Pepe Banderas, Fela González-Rubiera, Sindo Garay y Severino López ―de la escuela de Tárrega―; con Emilio Grenet e Isolina Carrillo.

Según palabras del propio Guyún, “vengo a La Habana en el año 1928 […] me integro como guitarrista al Trío Lírico Cubano, que trabajaba en la emisora de la Cuban Telephone. Ahí todavía me llaman por mi nombre, Vicente González, hasta que paso como solista a la CMK, que por cierto pertenecía al abuelo de Leo Brouwer, y decido darme a conocer como Guyún, pseudónimo puesto por mi padre desde pequeño […].Más tarde paso a la CMBZ Hermanos Salas, de la calle San Rafael, y es allí donde el locutor comienza a decirme «el trovador Guyún», término nada usual, pues anteriormente se decía «cantadores» o «cantantes» a los que se acompañaban con la guitarra”.

En esa época era capaz de aplicar excelentes armonizaciones y el arpegiado en su guitarra. Integró el Trío Lírico Cubano formado por él, Manuel Fontanal y Jorge Mauri; más tarde tomó parte en otro trío con Marcelino Guerra (Rapindey) e Isolina Carrillo.

Fue guitarrista acompañante de Panchito Naya, Esther Borja, Hortensia Coalla y Luisa María Morales, entre muchos otros cantantes, y también participó en las orquestas de los Hermanos Le Batard y Belisario López. Como trovador era insuperable, con un notable arraigo popular.

Alrededor de esos años se inició una etapa en la que convergieron distintas tendencias, con una profusa mezcla musical, época en la que se continuaron utilizando la guitarra y el tres, tuvieron lugar importantes obras de la trova tradicional y se agregaron innovaciones armónicas y melódicas. Por otra parte, al aparecer la radio en Cuba, los trovadores alcanzaron una importante y trascendental divulgación.

En 1935, en Nueva York, Guyún realizó grabaciones como guitarrista y cantante, con la orquesta de Nilo Menéndez, pero, según confesó, al escuchar su voz no le gustó en lo absoluto y decidió no continuar cantando mucho tiempo más. Cuando regresó a nuestro país se mantuvo como trovador, hasta 1938, momento en el que decidió dedicarse al estudio y la enseñanza de la armonía, hasta convertirse en un excelente armonista, e hizo importantes aportes a la técnica guitarrística, como, por ejemplo, según expresara Radamés Giro, “utilizar los diez dedos de las manos, ya que con el dedo meñique de la mano derecha se logran nuevas posibilidades en la ejecución, lo cual, unido al uso del pulgar de la mano izquierda, permite obtener acordes más completos. Pero González-Rubiera no sólo emplea todos los dedos de sus manos y las seis cuerdas del instrumento, sino, además, todas las partes de este para trasmitir a quienes les escuchan lo que él quiere. La guitarra es en sus manos un instrumento de percusión (escúchesele “Acuarela do Brazil”, de Ary Barroso; “Cachita”, de Rafael Hernández, o el “Yambambó”, de Emilio Grenet); y también es piano, contrabajo, trío de violines, trombón, pues cuando armoniza parte de una concepción orquestal, fenómeno previsto por Héctor Berlioz y que se verá desarrollado después por Leo Brouwer. El emplear la guitarra como un instrumento de percusión, muy común hoy día, no lo era, sin embargo, en el período en que González-Rubiera comenzó a hacerlo”.

En 1943 vino a Cuba el español Andrés Segovia, considerado el más sobresaliente guitarrista clásico del siglo XX, que tuvo la capacidad de restablecer la guitarra en los conciertos como instrumento solista. Guyún y Segovia se conocieron. Segovia lo escuchó y quedó maravillado con la excelencia guitarrística del cubano, y nació una amistad que solo terminó con los fallecimientos de ambos, ocurridos en el mismo año.

Fue un hombre extraordinariamente culto, estudioso no sólo de lo relacionado con la música, sino también de la electrónica, la psicología, la estética, la filosofía…

Estuvo presente en los filmes Sucedió en La Habana y Romance del palmar. Realizó innumerables versiones armónicas impecables a obras de autores como Moisés Simons, Eduardo Sánchez de Fuentes, Orlando de la Rosa, Miguel Matamoros y otros.

Con el libro La guitarra: su técnica y armonía nos legó sus valiosos conocimientos de la armonía aplicada al viejo instrumento.

Guyún fue profesor en la Escuela para Instructores de Arte y luego, como pedagogo, tuvo un lugar preponderante en la formación técnica de músicos en el entonces Seminario de Música Popular, luego Centro de Información Odilio Urfé.

Tuve la oportunidad de escuchar al maestro Guyún, en su casa de la calle Santa Catalina, en la Víbora… Su guitarra eléctrica era de una calidad insuperable, y ese día comentó que él había solicitado que se la fabricaran muchos años atrás en el extranjero, según sus conocimientos de electrónica, con los datos precisos para que sonara como él quería. En aquella mañana disfruté de la magia de Guyún al interpretar, además de canciones del mexicano Agustín Lara, de Sindo, Corona, Delfín y otros autores cubanos y extranjeros, y de la “Acuarela do Brazil”, de Ary Barroso, en la que convirtió su guitarra, además, en un instrumento de percusión, en un contrabajo, en un violín y hasta en un piano, pues, como ya sabemos, sus armonizaciones, en cada obra, las realizaba como si fueran para una orquesta.

Cierro los ojos y lo veo, maestro Guyún, en la sala de su humilde casa, sentado en el sillón preferido, con las piernas cruzadas y los brazos sobre su guitarra, y en mis recuerdos de aquella sala de su casita viboreña, llena de fotografías y recuerdos, vuelvo a tener la dicha de escucharlo en un recital perfecto que usted nos regaló, concierto que ejemplificaba lo que nos enseñó en aquella conferencia magistral, irrepetible e inolvidable.

Fuente: Boletín del Centro Pablo de la Torriente Brau

Anuncios

Una respuesta a “EL TROVADOR GUYÚN Y LA PERFECCIÓN DE SU ARMONÍA

  1. Hola, qué tal, felicidades por el blog, me gusta mucho.
    Soy José, uno de los encargados de MasqueunReloj.com, una nueva tienda online. Debido a que queremos promocionar nuestra entrada en la red estamos regalando relojes a bloggers como tú a cambio de un enlace.
    Aquí podrás ver más características y qué tipo de relojes regalamos: http://www.masqueunreloj.com/content/7-relojgratis
    Si te interesa, en el link que he puesto hay un enlace hacia un formulario donde rellenándolo te enviaré los datos del enlace que debes de poner y cómo hacer para que te envíe el reloj GRATUITAMENTE.
    Te dejo un email de contacto por si tienes cualquier duda, y si necesitas contactarnos de otro modo (messenger, skype o teléfono) solo tienes que pedírmelo mandándome un email y te facilito los datos. El correo es consultas@masqueunreloj.com
    Un saludo y espero noticias tuyas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s