Libia, terrorismo y 11 de Septiembre

El número uno del consejo de transición en Tripoli es nada más y nada menos que Abdelhakim Belhadj, el cabecilla del ramo de Al Qaeda de Libia: el Libyan Islamic Fighting Group (LIFG). Esta organización figuraba en la lista de las organizaciones terroristas prohibidas. El hombre mantuvo contactos estrechos con luchadores de Al-Qaeda en Irak, y especialmente con Abu Musab al-Zarqawi, otro cabecilla de Al-Qaeda, procedente de Jordania.

En 2004 Abdelhakim Belhadj fue detenido en Bangkok por las tropas de los EE.UU. y trasladado a Libia, donde fue encarcelado. En 2010 en el marco de una ley de amnistía fue liberado junto con otros doscientos islamistas. Las últimas semanas y meses jugó un papel prominente en la conquista de Trípoli, y tuvo de dos a tres miles de hombres bajo su mando. Ahora mantiene el control militar sobre la capital de Libia, que logró ocupar gracias a las tropas terrestres especiales de Gran Bretaña y Francia, y el apoyo aéreo de la OTAN.  Es una guerra curiosa esa “war on terror”.

Por Marc Vandepitte, Dewereldmorgen.be
Taducción: Ellen Thielemans

Lea en artículo completo en Cubadebate.cu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s