Caravaggio, de visita por primera vez en el Caribe

Narciso, de Caravaggio

Narciso, un cuadro de Caravaggio, se exhibe por primera vez en Cuba y el Caribe.

El Narciso de Caravaggio y otros 12 cuadros de sus seguidores se encuentran en proceso de instalación en la sala transitoria de Arte Universal del Museo Nacional cubano, donde se exhibirán desde esta semana, durante dos meses.

Este “Narciso” es el último cuadro de la segunda etapa del artista, data de 1545 y es la más famosa representación del vanidoso joven de excepcional belleza.

Según la mitología griega, fue castigado por la diosa Némesis y muere ahogado -al enamorarse de su propio reflejo en el agua-, por lo que resultó convertido en una flor que lleva su nombre.

En declaraciones exclusivas a Prensa Latina, Gianni Todini, director de comunicación de la compañía Blue Panorama, encargada del traslado, explicó que depositar en esta capital el valioso lote pictórico, que asciende a 70 millones de euros, requirió un intenso trabajo.

Los lienzos llegaron en perfectas condiciones tras un complejo traslado, con escala en República Dominicana, en medio de rigurosas medidas de seguridad. Durante toda la madrugada del sábado último hasta el domingo, expertos, especialistas y curadores estuvieron enfrascados en el embalaje de las 13 obras en un contenedor especial.

Para ello, detalló, destinamos cajas distintas a las acostumbradas. A su llegada al aeropuerto cubano fueron escoltadas, con todos los requisitos de rigor, hasta el Museo.

Estamos muy orgulloso de haber traido por primera vez a un Caravaggio al Caribe, destacó Todini, quien mostró su satisfacción por trabajar en este proyecto, un regalo que le hacemos con cariño al pueblo cubano, apuntó.

Marco Baccin, embajador de ese país europeo en Cuba, destacó recientemente en conferencia de prensa en el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) que ese icono del arte universal forma parte de una exposición diseñada para La Habana.

Caravagio (1571-1610) fue el primer gran exponente del movimiento del arte barroco, genial en el manejo de los claroscuros y adelantado a su época porque para sus modelos empleó a las personas comunes, incluso en sus excepcionales cuadros con temas religiosos.

El “caravaggismo”, del que fueron deudores generaciones de pintores ítalos y extranjeros, no fue homogéneo -sobre la base de las experiencias y formaciones personalísimas de sus seguidores-, y así lo atestiguan las piezas que se mostrarán en La Habana, provinentes de la Galería Nacional de Arte Antiguo del Palacio Garberini y el Convento de San Silvestre de Roma.

Este acontecimiento en la capital cubana es posible gracias a la colaboración del Ministerio para los Bienes y Actividades Culturales de Italia y la Sobreintendencia Especial para el Patrimonio Histórico Artístico y Étnico Antropológico y para el Polo Museal de la Ciudad de Roma.

Fuente: Prensa Latina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s