Representación villaclareña en Parapanamericanos Guadalajara 2011

Isao Cruz

Judoca villaclareño Isao Cruz.

Por Osvaldo Rojas Garay.— El judoca Isao Rafael Cruz Alonso, único atleta de Villa Clara que atesora dos títulos en Juegos Paralímpicos (2000 y 2008), encabeza la representación villaclareña a los IV Juegos Parapanamericanos, con sede en Guadalajara, del 12 al 20 de noviembre.

Isao, principal esperanza del territorio para subir al peldaño más alto del podio de premiación estará acompañado por varias figuras que acariciaron medallas en la pasada cita escenificada en Río de Janeiro, en 2007. En tal sentido descuella el pesista César Rubio Guerra, ganador de metal áureo.

También sobresalen el remediano Erich Manso Salazar, oro individual en el tenis de mesa; el velocista Adrián Iznaga, dueño de la medalla de plata en 200 y 400 metros, el nadador Yunerki Ortega, quien acaparó el subcampeonato en los 100 metros espalda y Erick Figueredo González, bronce en impulsión de la bala.

En el grupo de los que no acudieron a la anterior versión destaca el experimentado Ángel Jiménez (atletismo). Completan la relación Daineris Mitjans Larrondo (atletismo), Magdiel Bravo (pesas) y el nadador Julio César Soria.

Los Juegos Parapanamericanos comenzaron a desarrollarse en México, en el año 1999, ocasión en que los anfitriones dominaron la clasificación general con 121 premios dorados, en tanto Cuba ocupaba la quinta plaza, debido a 18 metales de oro, 19 de plata y 7 de bronce.

En Mar del Plata-2003, la embajada deportiva cubana quedó en el sexto lugar (9-3-0) y en el pasado certamen se alojó en el quinto puesto, con su mayor saldo de preseas hasta el momento: 28-21-11. Existe el propósito de mejorar este desempeño en una justa que concederá boletos olímpicos para el próximo año. Veremos que pasa.

Fiesta Parapanamericana, sin limitaciones
Por  Harold Iglesias Manresa, Cubasí

Un sueño que ya se remonta a 51 años y en su recorrido por todas las latitudes del planeta ha posibilitado la práctica y alta competición deportiva a todas aquellas personas con discapacidad, sin importar limitaciones. Fue en Roma, la ciudad Eterna, donde se desarrollaron los I Juegos Paralímpicos en 1960, bajo la denominación de Stoke Mandeville.

Sin embargo los primeros antecedentes de actividad física para discapacitados se remontan al término de la I Guerra Mundial y se reconoce al doctor Ludwig Guttmann como su precursor, despertando la curiosidad en personas ciegas y con alguna amputación, pero la idea, con el tiempo, se redujo a solo unos pequeños grupos.

Resurgió entonces  en Inglaterra, en 1944, donde el gobierno decide crear, dada la problemática de los accidentados de posguerra, el Centro de Lesiones Medulares dentro del hospital de Stoke Mandeville. Guttmann fue nombrado director de este centro.

Precisamente él comenzó a desarrollar las primeras experiencias deportivas con sus pacientes, necesitados de algún incentivo o distracción que les ayudara a sobrellevar los innumerables retos que su nueva condición les enfrentaba. Fue entonces que, sentado en una silla de ruedas, comienza a experimentar jugando polo con un bastón.

En ese momento es cuando nace el deporte sobre silla de ruedas (el primero de los deportes para personas con discapacidad), se hizo la luz para sus pacientes y un nuevo concepto en su tratamiento, pues entre los métodos de esta nueva orientación aparece como importante actividad el deporte.

Luego, en 1946 el polo es desplazado en su preferencia por el baloncesto, el cual despierta pasión por su práctica hasta hoy.

En los albores de los juegos de Stoke Mandeville, participaron 16 pacientes británicos con discapacidad, (heridos en la II Guerra Mundial con pérdida de movimiento total o parcial en las extremidades inferiores), compitiendo en arquería.

Desde el año de 1954 los Juegos Internacionales de Stoke Mandeville se han ido propagando por todo el mundo. Hoy casi todos los países están representados y agrupados en el Comité Paralímpico Internacional (IPC), creado en 1989y cuya sede se encuentra en la ciudad alemana de Bonn.

Buen comienzo tuvo el movimiento paralímpico en la ciudad Eterna,  su crecimiento y afán por crear competencias de alto nivel para atletas de diferentes grupos de discapacidad ha evolucionado hasta llegar a 26 disciplinas ya sea en citas estivales de verano o invierno.

Así se mantiene, con una visión clara en su lucha contra las barreras, prejuicios y discriminaciones, y cambiando percepciones al mostrar valentía y determinación, para motivar y dar poder a las personas discapacitadas a través del deporte.

SUEÑO EN EL HORIZONTE DE AMÉRICA

Ante el empuje del IPC y su voluntad de difundir el deporte para discapacitados a todas las latitudes, el sueño tocó puerto en América y se convirtió en realidad en noviembre de 1999, en la ciudad de México, país que precisamente albergará esta cuarta edición, ahora en Guadalajara.

Aquella primera edición de los Juegos Parapanamericanos contó con la participación de 1000 atletas de 18 países, en cuatro disciplinas.

La gloria del medallero le sonrió a los anfitriones con 121 títulos, 105 platas y 18 bronces, seguidos de Brasil (92-55-33), Argentina (62-48-47), Estados Unidos (24-27-19) y Cuba (18-19-7).

Para nuestro país una muestra sólida del interés que despierta el movimiento deportivo en toda su dimensión.

No cesaban de llover ideas para optimizar la calidad del certamen y una de gran impulso fue la de convertirlo en evento de clasificación para los Juegos Paralímpicos, dándole un toque significativo de emoción. Aquellos que compitieron en tierras aztecas sabían que estaba en juego su boleto a Sydney’00.

Así llegó el año 2003, donde la ciudad argentina de Mar del Plata, salió al rescate de República Dominicana en rol de sede. Un total de mil 500 atletas de 28 naciones (incluyendo cinco de otros continentes para cumplir con los requerimientos de clasificación), pugnaron en nueve deportes y de nuevo los mexicanos brillaron como nadie (101-74-45). Allí los antillanos descendieron hasta un discreto escaño 11 con apenas (2-3-2).

Acogería Río de Janeiro en el 2007 unos Juegos reconocidos como muy exitosos, con la inscripción de 1 500 atletas de 25 países, quienes compitieron en diez disciplinas. Marcaron un hito además por ser los primeros en utilizar el mismo comité organizador, la misma villa y escenarios para los Parapanamericanos y Panamericanos. Como anfitriona, Brasil tuvo la delegación más grande, con 240 atletas y una brillante actuación que la instaló en la cúspide: 83 oros, 67 platas y 77 bronces. Cuba recuperó su número de la suerte en materia de posiciones hasta el momento con el quinto lugar, gracias a (28-21-11).

Hoy a 24 horas de la ceremonia de apertura de esta justa 1 500 deportistas de 26 naciones están listos para entregarse en cuerpo y alma en las 13 disciplinas convocadas. Guadalajara los acoge, a la espera de otro capítulo histórico, en el cual más de uno de los 47  cubanos en acción, de seguro rubricará su firma dorada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s