Prótesis de pene benefician a más de mil pacientes

Prótesis de pene.

Prótesis de pene. En Cuba, este servicio es gratuito para los cubanos.

Aun cuando la prótesis peneana no es una novedad en Cuba, el 6to. Congreso cubano de educación, orientación y terapia sexual volvió a colocar el tema sobre el tapete, que resultó noticia para muchos, sobre todo para los más alejados del acontecer médico.

Como no han sido pocas las expectativas en torno al tema, Cubasí fue en busca del doctor Ramiro Fragas Valdés, especialista en urología, máster en sexualidad, y uno de los primeros que tuvo a su cargo la colocación de tales prótesis.

El también miembro de la junta directiva de la Sociedad Cubana de Urología, prefiere comenzar el diálogo reiterando que la prótesis peneana no es algo nuevo y acudir a ella significa en algunos casos un fracaso de la labor preventiva, la cual debía haber evitado que el paciente llegara a una disfunción eréctil.

Fragas precisa que la mayoría de quienes son remitidos para recibir estas prótesis, tiene causas orgánicas, condicionadas por factores de riesgo mal manejados como el hábito de fumar, alcoholismo, sedentarismo, obesidad, mal control de una diabetes, enfermedades crónicas como hipertensión, cardiopatía isquémica y otras.

“Por lo tanto, a las prótesis peneanas va un cinco, un diez por ciento, de todos los pacientes con disfunción eréctil severa, refractarios a otros tratamientos. Es lo último que se hace, constituye un tratamiento de tercera línea. Primero es el control de enfermedades crónicas, el tratamiento con medicamentos y la terapia sexual por supuesto; y por ultimo, la prótesis, que además es para pacientes que estén aptos física y mentalmente.”

Las prótesis empleadas en Cuba son las llamadas maleables, y consisten en un material rígido, silicona, con un alambre de plata o de acero en su interior. Según Fraga, son más duraderas y económicas que las conocidas como prótesis hidráulicas. Un tratamiento con estas últimas cuesta en el mundo entre 15 mil y 20 mil dólares; en tanto las maleables rondan los 10 mil u 11 mil.

Para los cubanos se trata de un servicio absolutamente gratuito; la compra de la prótesis corre por el Estado, y este, informa el galeno, ha comprado la cantidad suficiente como para garantizar una amplia cobertura en todo el país. Cirujanos de prácticamente todas las provincias han sido entrenados en dicho proceder.

Más de mil cubanos fueron beneficiados  por dicho proceder; la mayoría luego del año 2005, cuando quedara instituido el protocolo nacional al respecto. Los hospitales Hermanos Ameijeiras y Comandante Manuel Fajardo fueron los pioneros en estas prácticas. En el caso de personas extranjeras que acuden a la Isla por el llamado turismo de salud, una prótesis maleable les cuesta aproximadamente 5 mil cuc en la Clínica Cira García.

El doctor Ramiro Fragas refiere que un equipo transdisciplinario conformado por especialistas de urología, cardiología, endocrinología, psicología y otros, acompañan al paciente durante todo el proceso para recibir la prótesis peneana o durante el tratamiento de primera y segunda línea.El doctor Ramiro Fragas refiere que un equipo transdisciplinario conformado por especialistas de urología, cardiología, endocrinología, psicología y otros, acompañan al paciente durante todo el proceso para recibir la prótesis peneana o durante el tratamiento de primera y segunda línea.

-¿Cuál es el por ciento de eficacia de ese tratamiento?

-Cuando las personas entrenadas para esto –las únicas autorizadas a colocar prótesis- cumplen todas las normas técnicas, el protocolo nacional diseñado al respecto, la eficacia es de más del 90 por ciento. Hablo de la eficacia, de la satisfacción del paciente y de su pareja.

-¿Dicho proceder mantiene al paciente en un estado de semi erección permanente?

-Sí, pero la prótesis es maleable, tiene una posición de erección y una de reposo. Y nosotros aprendimos la técnica de conservar parcialmente el tejido eréctil, de manera que colocamos la prótesis dentro del tejido cavernoso. Se trata de una incisión muy pequeña y sin implicaciones desde el punto de vista estético.

-¿Además de propiciarle al paciente que pueda satisfacer a su pareja, también le reporta placer a él?

-Por supuesto. Él tiene una disfunción eréctil, que no es más que la dificultad para lograr y mantener la erección, y cuando se le coloca la prótesis, consigue una erección que le permite un acto sexual con penetración.

A propósito de su última afirmación, el especialista, también integrante de la junta directiva de esa sección de Andrología y medicina reproductiva de la Sociedad Cubana de Endocrinología, comenta que “los occidentales tenemos la idea de que si no hay una penetración no hay un coito; pero la relación sexual es mucho más que eso.

“Sin embargo, una buena parte de mujeres y hombres aspiran a una penetración, y las prótesis resuelven el problema. Con ellas, el paciente tiene sensibilidad y eyaculación, salvo que haya sido operado de un cáncer de próstata o si tiene un trastorno neurológico que se lo impida.

No obstante, aun en esos casos, sí mantiene la sensibilidad y la posibilidad de tener orgasmo, que no es lo miso que eyacular. Además, al conservar el tejido eréctil, el pene se pone un poco más ancho y caliente, y la pareja puede percibirlo con la consiguiente excitación que ello puede implicar”.

-¿Cuál es hoy la prevalencia de la disfunción eréctil entre los cubanos?

-Aunque no hay muchos estudios al respecto, nosotros hicimos uno en un área de salud del municipio Plaza, y detectamos que aproximadamente el 47  por ciento de los hombres con edades entre 40 y 70 años tenían disfunción eréctil. Las estadísticas mundiales reflejan que la mitad de los hombres tiene ese padecimiento. También estudios hechos por la Sociedad Latinoamericana de Medicina Sexual Latinoamericana así lo evidencian. Cuba no es una excepción en ese sentido, lo que pasa que a consulta acude solo cerca de un diez por ciento. Muchos hombres callan el problema y no lo dicen por machismo.

-¿Por qué tantos cubanos con esa patología?

-Insisto en que ese es el comportamiento a nivel mundial. Son tantos debido a los factores de riesgo: fuman, consumen alcohol de modo excesivo, no controlan sus enfermedades de riesgo…La gente no se ha preocupado por mantener una salud física adecuada, y eso hace que los factores de riesgo lleven a una disfunción eréctil.

“No es cierto que haya un excesivo consumo de Sildenafil en la población masculina cubana, lo que pasa es que se trata de un medicamento efectivo para la mayoría de los hombres con disfunción eréctil y, como ya dije, existe una prevalencia cercana al 50 % de los hombres entre 40  y 70 años en todo el mundo, y la población cubana no escapa a esta incidencia.”

El experto abunda en que el Sildenafil Cubano y otras formulaciones de los Inhibidores de la Fosfodiesterasa 5, como se conoce a esta familia, donde se encuentran el Viagra (Sildenafil), Levitra (Vardenafil), y Cialis (Tadalafil), entre otros, todos han demostrado recuperar “la erección perdida” en un 70 u 80 por ciento de los hombres aquejados, pero enfatiza en que la actividad sexual es mucho más amplia que una simple erección.

Aclara que ese fármaco no crea adicción,  pero bajo ninguna circunstancia pueden consumirlo los paciente con una cardiopatía descompensada y/o compensada que tomen nitritos (nitropental, nitrosorbide, nitroglicerina, etc), porque puede ocurrir una vasoplejia con hipotensión arterial severa que pudiera acarrear hasta la muerte

“Nosotros pensamos que en Cuba, cuando se haga un estudio nacional sobre disfunción eréctil, la prevalencia va a estar en la misma cifra que en el resto de los países. Felizmente, nos diferencia la suerte de tener un servicio de salud gratuito, que garantiza una atención con discreción, privacidad y seguridad. La mayoría de las consultas de medicina sexual en el mundo, son privadas y muy caras.

“Pero yo estoy seguro, y se sabe, que la mayoría de los pacientes que tiene un problema de erección, hoy se lo calla y no lo consulta, pensando que no tiene solución, y deberá conformarse con eso. Pero más del 90 por ciento sí la tiene, de una manera u otra, porque a la prótesis llega solo cerca del diez por ciento, es la última de las alternativas.

Cubasí.cu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s