Archivo de la etiqueta: dulcila cañizares

EL TROVADOR GUYÚN Y LA PERFECCIÓN DE SU ARMONÍA

Vicente González-Rubiera (Guyún), con su inseparable guitarra.La investigadora y musicóloga Dulcila Cañizares nos sigue presentando a figuras cimeras de la trova tradicional Cubana… Esta vez, a Vicente González-Rubiera (Guyún), con quien sostuvo un inolvidable encuentro:

“Tuve la oportunidad de escuchar al maestro Guyún, en su casa de la calle Santa Catalina, en la Víbora… Su guitarra eléctrica era de una calidad insuperable, y ese día comentó que él había solicitado que se la fabricaran muchos años atrás en el extranjero, según sus conocimientos de electrónica, con los datos precisos para que sonara como él quería. En aquella mañana disfruté de la magia de Guyún al interpretar, además de canciones del mexicano Agustín Lara, de Sindo, Corona, Delfín y otros autores cubanos y extranjeros, y de la “Acuarela do Brazil”, de Ary Barroso, en la que convirtió su guitarra, además, en un instrumento de percusión, en un contrabajo, en un violín y hasta en un piano, pues, como ya sabemos, sus armonizaciones, en cada obra, las realizaba como si fueran para una orquesta”.

“Cierro los ojos y lo veo, maestro Guyún, en la sala de su humilde casa, sentado en el sillón preferido, con las piernas cruzadas y los brazos sobre su guitarra, y en mis recuerdos de aquella sala de su casita viboreña, llena de fotografías y recuerdos, vuelvo a tener la dicha de escucharlo en un recital perfecto que usted nos regaló, concierto que ejemplificaba lo que nos enseñó en aquella conferencia magistral, irrepetible e inolvidable”.

A continuación el artículo completo de Dulcila Cañizares, publicado en el boletín del Centro Pablo de la Torriente Brau:

Sigue leyendo

RAFAEL SAROZA, SU MÚSICA Y SU TRISTE AMOR

Un casi desconocido músico cubano, Rafael Zaroza, nacido en Trinidad.La investigadora Dulcila Cañizares nos envía una semblanza de un poco conocido músico de Trinidad, Rafael Zaroza Valdés, compositor de más de cincuenta canciones, muchas aún muy bien guardadas por sus descendientes, admiradores y amigos.

Según la autora, “Saroza reveló que sus grandes amores fueron solo su madre, su guitarra y la novia inasequible, pues los padres de ella rechazaban sus relaciones, porque él era un humilde y modesto trovador bohemio. Pero el noviazgo existía con serenatas, pues le cantaba en la ventana de una amiga común cuya casa estaba frente a la de la novia amada, que recibía sus musicales mensajes amorosos. A aquella mujer adorada le ofrendó la más hermosa de sus creaciones, que se convirtió en un legendario himno de amor y uno de los emblemas trinitarios”.

Por Dulcila Cañizares

Sigue leyendo

SINDO GARAY, EL MÁS GENIAL DE LOS TROVADORES TRADICIONALES

Sindo Garay, el más genial de los trovadores tradicionales cubanos.Gumersindo (Sindo) Garay García nació en Santiago de Cuba (12 de abril de 1867) y falleció en La Habana (17 de julio de 1968). Empezó a tocar guitarra desde pequeño, aprendiendo por mimetismo de Pepe Sánchez y otros cantadores de la época. Sánchez le impartió luego los conocimientos que estaban a su alcance y hasta conformaron el  fugaz dúo Sánchez-Garay, porque la excelente voz de barítono del padre de nuestro bolero y la de falsete del adolescente se escuchaban muy ajustadas y bellas, pero llegó el momento en que Sindo sufrió el cambio de voz.

Garay no fue un guitarrista de excelencias, como tampoco tuvo una voz  extraordinaria, pero como segundo fue insuperable, calificado como el mejor, por sus excepcionales evoluciones armónicas y el manejo de los cromatismos. Con absoluta ignorancia de la música, su ingenio fue capaz de expresar lo que era magistral, por lo que se le valora como el más genial de los trovadores tradicionales.

Sindo sobresalió sus acompañamientos con armonías enlazadas a la perfección, por la profundidad melódica y armónica, la exactitud de los sonidos sensibles –alteración del 6to. grado, acorde de 9na. menor dominante, que ningún compositor de la época empleaba–, que se debe considerar como un precursor de la armonía alterada. Empleaba las melismas, en la melodía y en la armonía, y era el único que sabía usar  los cromatismos y la cadencia evitada, sin olvidar que, en sus segundos, enfatizaba la agógica, que es el alargamiento de los tiempos fuertes que tienen notas esenciales y el ligero aceleramiento de los tiempos débiles, y presionaba a su hijo Guarionex para que lo imitara, por lo que el dúo de Sindo y Guarionex ha sido único.

Por Dulcila Cañizares

Sigue leyendo

ALBERTO VILLALÓN Y SU MIEDO A QUERER

Alberto Villalón, entre los grandes de la trova tradicional cubana.Uno de los grandes de la trova tradicional cubana, Alberto Villalón Morales (7 de junio de 1882-16 de julio de 1955), nació en Santiago de Cuba —la región más profusa en trovadores— y falleció en La Habana. Fue compositor, intérprete y un notabilísimo guitarrista.

Su padre fue dueño de cafetales y otros bienes, por lo que Villalón pudo, después de realizar sus primeros estudios musicales con su hermana América y, más tarde, con José (Pepe) Sánchez —padre de nuestro bolero—, instruirse más, hasta alcanzar un excelente dominio en la guitarra clásica, con una técnica muy personal. Lo más sobresaliente de la interpretación guitarrística de Villalón era su modo de tocar, pues, al contrario de los otros trovadores santiagueros, él no rasgueaba la guitarra para los acompañamientos, sino que aplicaba el bordoneo, logrando movimientos melódico-armónicos correctos, aparte de que incluía notas de paso en los bajos, debido a sus excelentes conocimientos, que conformaban las características de su estilo.

Por Dulcila Cañizares

Sigue leyendo

GRACIANO GÓMEZ Y LA FLOR JUNTO A UN PANTANO

Graciano Gómez Vargas, intérprete y compositor cubano.Graciano Gómez Vargas (La Habana, 28 de febrero de 1895-22 de mayo de 1980) fue intérprete, compositor, flautista y guitarrista. De humilde extracción social, tuvo que comenzar a trabajar desde los nueve años para ayudar económicamente a la familia, pero como era tan pequeño realizaba cualquier tarea, hasta aprender la profesión de tabaquero, aunque su preferencia por la música era tan imperiosa que, pese a que trabajaba, en 1909 comenzó a estudiar flauta con Máximo del Castillo y, más tarde, con Ramón Donadio, se inició en el conocimiento de la técnica guitarrística.

En 1912 creó un cuarteto con Floro Zorrilla, Juan Cruz y Miguel Zaballa; en 1921 fue a Miami con el Cuarteto de Trovadores Cubanos y en 1929 fundó el Conjunto Matancero, con el que hizo varias giras por algunos lugares de Las Antillas, actuó en el habanero hotel Plaza y grabó para la RCA Víctor. Poco después colaboró en la inauguración de Radio Salas.

Por Dulcila Cañizares

Sigue leyendo

DULCILA CAÑIZARES: “LA EXISTENCIA ES UN MILAGRO”

Dulcila Cañizares, poetisa, investigadora, editora... Dulcila Cañizares, poetisa, incansable investigadora, es una entrañable amiga a la cual he acompañado como diseñador en varios libros que ella ha editado. Valiosa experienca de trabajo y amistad que se ha mantenido en el tiempo y a pesar de la distancia… El periodista Waldo González López la ha entrevistado recientemente para el sitio web de Cubarte, de donde la reproduzco para los lectores de Alocubano.

Responde Dulcila a una de las preguntas: La amistad, Waldo, para mí, es llorar y reír con un amigo; sufrir sus penas y consolarlas; ayudarlo en sus problemas, preocuparme por sus asuntos; leerle en el rostro si hay dolores o alegrías o inquietudes, y compartirlos. Adivinar sus congojas y aliviarlas. Ser amigo es estar en deuda permanente por el cariño y la dulzura del otro, por la riqueza espiritual que nos brinda, el apoyo moral que nos ofrece, por su confianza. Tener un amigo es saber que no estamos solos y que siempre hay una mano abierta y un abrazo honesto, la mejor palabra, la luz del buen amor -del que no implica sexo, sino de ese que no solicita más reciprocidad que la bondad, la ternura y la lealtad. La amistad es, entonces, una flor fragante y delicada que hay que cultivar con paciencia y desvelos, y que se debe cuidar con delicadezas y persistencia, con abnegación y regocijos, con la miel de la fidelidad.

Y más adelante resume algunos de sus proyectos: En la actualidad he terminado una nueva versión aumentada sobre la trova tradicional cubana (en proceso de edición); laboro en dos poemarios sobre Trinidad y sobre La Habana, respectivamente; en las biografías de los trovadores trinitarios Rafael Saroza e Isabel Béquer (La Profunda); también en la biografía-testimonio sobre el trompetista, compositor, director de bandas y orquestas, el trinitario Julio Cueva, en la que aparece parte de la biografía de Pablo de la Torriente Brau, pues ellos se conocieron durante la Guerra Civil Española, por lo que también incluyo las batalles y los enfrentamientos en los cuales ambos participaron. Cuando termine este libro emprenderé otro que me tiene muy ilusionada: Historia documentada y testimonial de Topes de Topes de Collantes, en coautoría con mi topeño más querido, el ingeniero Iroel Ruiz, máster en Ciencias Forestales, con la colaboración de la licenciada en historia Oslaydi Duardo, quien con experiencia y cuidados está realizando las investigaciones en los archivos trinitarios. También se están efectuando entrevistas a personas nacidas en Topes o que han vivido allá durante muchos años. Es un homenaje a mis padres, a mis ríos, mis montañas, mis yerbas y a los topeños, que aman ese perfumado suelo tanto como yo.

Los dejo entonces con esta magnífica entrevista con Dulcila… “profesora de piano, teoría y solfeo; estudios de armonía, historia de la música e italiano. Y por si ello fuera poco, también investigadora de la música cubana, ensayista, poetisa y editora…”

Sigue leyendo

EUSEBIO DELFÍN Y SU GUINDA

Eusebio Delfín, guitarrista, intérprete y compositor cubano.Eusebio Delfín Figueroa (1ro. de abril de 1893-28 de abril de 1965) nació en Palmira, Cienfuegos, y falleció en la capital cubana. Este guitarrista, intérprete y compositor disfrutó de la posibilidad, debido a la próspera situación monetaria familiar, de estudiar en el colegio Montserrat y en el de los Hermanos Maristas de Cienfuegos, y luego cursó la profesión de contador. Aprendió música con los profesores Gelabert, Vicente Sánchez Torralba y Fernando Barrios. Después de trasladó a La Habana en 1925, donde su carrera artística y de negociante fue muy destacada.

No es uno de los grandes de la trova, porque su obra no adquirió las dimensiones de las de Corona, Sindo Garay, Alberto Villalón, Rosendo Ruiz y Patricio Ballagas, pero sus aportes en la trova tradicional fueron de real envergadura.

Por Dulcila Cañizares

Sigue leyendo

PATRICIO BALLAGAS A DOS VOCES

Patricio Ballagas, un compositor cubano casi desconocido.Hubo un camagüeyano, Patricio Ballagas, que creó una forma de expresión nueva en la música criolla. Los demás escribían sus boleros en el compás de dos por cuatro, y Ballagas incorporó el compasillo. Una canción en cuatro por cuatro, con dos letras y diferentes melodías. Paradójicamente, este camagüeyano es casi desconocido. Este artículo de la musicóloga y poetisa Dulcila Cañizares, ayudará a los lectores de Alocubano a conocer más sobre la vida y aportes de este compositor cubano, y a que se le sitúe en el prominente sitio que le pertenece, apartándolo de la marginación de la que es objeto.

Sigue leyendo

DULCILA CAÑIZARES: PREMIO A UNA POESÍA QUE EXALTA LA NATURALEZA

El Premio Samuel Feijoo de Poesía sobre Medio Ambiente se le ha otorgado este año a Dulcila Cañizares.El Premio Samuel Feijoo de Poesía sobre Medio Ambiente se le ha otorgado este año a Dulcila Cañizares, por su obra poética de toda una vida consagrada a exaltar la naturaleza cubana. Este premio lo concede la Sociedad Económica de Amigos del País, y será entregado en el Instituto de Literatura y Lingüística, en Ciudad de La Habana, el próximo 27 de mayo.

La bicentenaria institución concibió el Premio Samuel Feijóo de Poesía sobre Medio Ambiente como una de sus funciones más antiguas: la de la promoción y el reconocimiento de la cultura nacional cubana. Con ello cada año saluda el 5 de junio, Día Internacional del Medio Ambiente.

La poesía de la naturaleza alcanzó un punto cimero en el siglo XX con Samuel Feijóo, quien  la convirtió en la década de 1940 en una poética del paisaje.

Mi amiga Dulcila es una fiel seguidora de este blog, con quien he compartido recientemente el trabajo de edición/diseño de dos valiosos libros: El panorama musical cubano en la década de los 50 y La africanía en las parrandas remedianas… además, varios artículos suyos han sido publicados en la revista Signos, editada aquí en Villa Clara, donde nace Alocubano.

Sigue leyendo