Archivo de la etiqueta: jardín-botánico

EL MUNDO MÁGICO DEL JARDÍN BOTÁNICO DE SANTA CLARA

Maritza junto a su admirado árbol de la bala de cañón.Sabemos que Tolkien se inspiró en los robles de su natal Inglaterra para crear el personaje del Bárbol en El Señor de los Anillos. Sin embargo, mi más reciente visita al Jardín Botánico de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas —ya cercano el Día Mundial del Medioambiente—, trajo la suficiente magia como para que yo pudiera evocar antiguas historias.

«La Biología no es sólo laboratorios y computadores —dijo la estudiante Yuleiky Mira Falcón mientras removía la tierra con un rastrillo. Ahora mismo estamos organizando un área de plantas medicinales.»

El día que visitamos el Jardín celebraban el natalicio de Juan Tomás Roig, sabio cubano que nació el 31 de mayo de 1877, y que se dedicó a estudiar la flora y la fauna del país. Alumnos de Biología Pura y la carrera de Farmacia se esforzaban sobre los canteros. La lista de especies por sembrar contenía yerbabuena, albahaca morada, adelfa.

Según el Dr. Alfredo Noa Monzón, director del centro, la colección se extiende por diez hectáreas (ha) y abarca entre mil 500 y 2 mil especies de plantas: «Estamos tratando de registrar el número real de que disponemos. Sólo de árboles hay más de 700. En un futuro el Jardín pudiera ampliarse hasta las 67 ha, pero eso costará varios años de esfuerzo.»

Sigue leyendo

UN JARDÍN DEL EDÉN EN VILLA CLARA

Frutas exóticas se cultivan en un jardín botánico sui géneris creado en Villa Clara.El jardín botánico de la granja Unidad Proletaria, de Cifuentes, acumula más de 100 variedades de plantas frutales, por lo que merece el calificativo que da título a este reportaje del periódico provincial Vanguardia: Un Jardín del Edén…

Encontramos allí una planta rara, se llama níspero japonés. Pero imagínate, sabe a ciruela y proviene de China, no de Japón. Claro que se puede probar; mira, coge una. Aquí hay ejemplares muy interesantes. ¿Eso largo que cuelga? Es el ají de Cabaiguán o cuajilote, un fruto bastante extraño.

Hay ejemplares que, incluso, hemos tenido que llevárselos a los especialistas de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas. La Universidad nos ayuda muchísimo. Ahora estamos pensando viajar a Pinar del Río para recolectar especies que existen por allá y nosotros no conocemos. Así se enriquecen ambos jardines botánicos: el de ellos y el nuestro.

Cuando el fruto de aquella mata está verde es rojo, y al madurar se colorea de verde. No es un trabalenguas. Cerquita se encuentra el mabolo. Produce una especie de naranja con mal olor y un sabor riquísimo. La cáscara tiene una superficie aterciopelada.

El ingeniero agrónomo Martiniano Acosta Milián sigue contando la historia:

Por Yandrey Lay Fábregat
Foto: Christyan González

Sigue leyendo