Archivo de la etiqueta: La Bayamesa

20 de Octubre: Día de la Cultura Cubana

Himno cubano.

Facsímil del Himno Nacional cubano.

Día hermoso aquel 20 de octubre de 1868 en que las tropas de Carlos Manuel de Céspedes, al tomar la ciudad de Bayamo, entonaban por primera vez La Bayamesa, con letra escrita por Perucho Figueredo, que luego se convertiría en nuestro Himno Nacional.

Cultura y Nación se fundían en un abrazo para convertirse en un concepto inseparable a lo largo de la historia de Cuba, un concepto que habla de música y poesía, arte y rebeldía unidos en el fragor del combate.

De aquella fecha diría nuestro José Martí en Patria, en 1892: “Para que lo entonen todos los labios y lo guarden todos los hogares, para que corran de pena y amor las lágrimas de los que lo oyeron en el combate sublime por primera vez; para que espolee la sangre en las venas juveniles, el himno a cuyos acordes, en la hora más bella y solemne de nuestra Patria, se alzó el decoro dormido en el pecho de los hombres”.

No podía escogerse mejor fecha. Según lo estipula el decreto No. 74 de 1980 firmado por el Comandante en Jefe Fidel Castro, aquel día de combate y arte representaría el Día de la Cultura Nacional.

La letra actual del Himno Nacional cubano es la siguiente:

¡Al combate corred bayameses,
que la Patria os contempla orgullosa;
no temáis una muerte gloriosa,
que morir por la patria, es vivir!

En cadenas vivir es vivir
en afrenta y oprobio sumidos,
del clarín escuchad el sonido;
¡a las armas, valientes, corred!

LA BAYAMESA Y LA SERENATA A LUZ VÁZQUEZ

Ventana de Luz Vázquez, donde ocurrió la serenata, aquel histórico 27 de marzo y se escuchó la hermosa canción de Céspedes y Fornaris.Que cubana no se hubiera sentido halagada con aquella serenata del 27 de marzo de 1851 en Bayamo, y de seguro Luz Vázquez sentiría una gran emoción cuando escuchó tras su ventana aquella hermosa canción que la considera gentil, sol refulgente y pura belleza, compuesta por José Fornaris, Carlos Manuel de Céspedes y su esposo Francisco del Castillo.

“No recuerdas, gentil bayamesa, / que tú fuiste mi sol refulgente, / y risueño, en tu lánguida frente, / blando beso imprimí con ardor”, dice la primera estrofa de La Bayamesa, considerada la primera canción romántica cubana, que enaltece la belleza de la mujer nacida en la entonces colonizada isla del Caribe.

Ante el temor de perderla, el joven apasionado evoca en la segunda estrofa los días de felicidad: “No recuerdas que tiempo dichoso/ me extasié con tu pura belleza/ y en tu seno doblé la cabeza/ moribundo de dicha y amor/. A esas alturas de la canción, Luz Vázquez debe haberse levantado de la cama par ir de puntillas hasta la ventana de su cuarto.

Por Lydia Esther Ochoa, Radio Angulo
Más información en Ecured

Sigue leyendo