Archivo de la etiqueta: La Biblia perdida

PRESENTADOS EN SANTA CLARA ENSAYO Y NOVELA GANADORES DEL PREMIO ALEJO CARPENTIER

Los títulos ganadores del importante Premio Alejo Carpentier 2010 en los géneros de ensayo y novela serán presentados hoy en el teatro La Caridad de Santa Clara. Estarán presentes sus autores, y serán vendidos ambos títulos

Estos son «Virgilio Piñera o la libertad de lo grotesco», del joven investigador David Leyva González, merecedor del Premio de Ensayo, y «Una biblia perdida«, del escritor santaclareño Ernesto Peña, merecedora del Premio de Novela.

El investigador y ensayista David Leyva González (Cienfuegos, 1981) es graduado de la Facultad de Letras de la Universidad de La Habana e investigador del Centro de Estudios Martianos. El ensayo con que mereciera el Premio Alejo Carpentier partió de su tesis de graduación.

El escritor Ernesto Peña González (Santa Clara, 1976) es graduado de Filología en la Universidad Central de Las Villas. Actualmente dirige la revista Umbral. Es poeta y narrador y ha publicado, entre otros títulos: La hierba frondosa, cuentos, Editorial Capiro, 2003; Vestigios de Síbares, poesía, Sed de Belleza 2005; Interior de una casa inexistente, cuento, Reina del Mar Editores. En 2002 recibió el Premio Fundación de la ciudad de Santa Clara.

La biblia perdida, del villaclareño Ernesto Peña

Ernesto Peña habla de La biblia perdida

MI PROPÓSITO NO ES EL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO SINO LA CREACIÓN DE SITUACIONES DRAMÁTICAS

La novela de Ernesto Peña «La Biblia perdida», distinguida recientemente con el Premio Alejo Carpentier y aún sin publicar, ha motivado una protesta subida de tono del investigador Juan Antonio Hernández, quien en misiva hecha publica por diversos canales, entre ellos el blog Alocubano, se ha dirigido al autor acusándolo de plagio. Reproduzco la correcta carta de mi coterráneo y a continuación las palabras del académico y embajador venezolano, con la esperanza de que el lamentable episodio redunde en beneficio de la literatura y el mayor conocimiento del cubano José Antonio Aponte.

«Para usted, señor Hernández —dice Ernesto Peña—, mi gratitud y cariño. Gratitud que debo también a los historiadores cubanos, los doctores María del Carmen Barcia, Gloria García, Félix Julio Alfonso y al poeta e investigador Yamil Díaz; a los ibéricos, Sigfrido Vázquez Cienfuegos, Juan Bosco Amores Carredano, Felipe Abad León, etc. cuyos artículos e investigaciones también resultaron muy útiles en la configuración del ambiente de mi novela y la psicología social de la época en que se mueven mis personajes.

Ver entrevista al autor de La Biblia perdida

Sigue leyendo