Archivo de la etiqueta: María Teresa Vera

MARÍA TERESA VERA, la voz imprescindible

El 17 de diciembre de 1965, falleció María Teresa Vera, la gran intérprete de la canción cubana, guitarrista y compositora. Difusora de la canción trovadoresca durante muchas décadas, se destacó en diversos géneros, entre ellos boleros, guarachas y habaneras. Reproduzco el siguiente artículo (Alocubano, 7 de febrero de 2011) escrito por la musicóloga y editora Dulcila Cañizares, a fin de recordar a la esta voz imprescindible de la música cubana y universal:

María Teresa Vera.

Voz imprescincible de la canción cubana.

Por Dulcila Cañizares.— María Teresa Vera Vera (Guanajay, 6 de febrero de 1895-La Habana, 17 de diciembre de 1965) provenía de una humilde familia mulata. Fue guitarrista, compositora y cantante de impresionante estilo y, aunque no está incluida, con razón, entre los grandes de la trova tradicional, ya que su obra no alcanzó la magnitud de las composiciones de Sindo Garay, Rosendo Ruiz, Alberto Villalón, Manuel Corona y Patricio Ballagas, está aquilatada como “la madre de la trova” y evaluada como una trascendental figura femenina del movimiento trovadoresco, de voz inevitable y eterna. Sigue leyendo

Anuncios

MARÍA TERESA, LA VOZ IMPRESCINDIBLE

María Teresa Vera Vera (Guanajay, 6 de febrero de 1895-La Habana, 17 de diciembre de 1965) provenía de una humilde familia mulata. Fue guitarrista, compositora y cantante de impresionante estilo y, aunque no está incluida, con razón, entre los grandes de la trova tradicional, ya que su obra no alcanzó la magnitud de las composiciones de Sindo Garay, Rosendo Ruiz, Alberto Villalón, Manuel Corona y Patricio Ballagas, está aquilatada como “la madre de la trova” y evaluada como una trascendental figura femenina del movimiento trovadoresco, de voz inevitable y eterna.

María Teresa Vera.Pablo Milanés afirmó que: “María Teresa era para mí la canción cubana”, mientras que Silvio Rodríguez manifestó que su voz: “…era sin vibrato, seca; tocaba las notas y sólo se prolongaba para glisar de un tono a otro, lo cual le imprimía una gracia, o más bien un carácter, muy singular. Su emisión era aparentemente descuidada, natural, popular; incluso a veces se le rajaba la voz, pero sin desafinar. Siempre hacía variantes de las melodías originales, por lo que, en este sentido, también interpretaba creadoramente”.

Las letras de sus canciones fueron escritas por Guillermina Aramburu y Nena Núñez, en su gran mayoría. María Teresa y Guillermina se conocieron desde niñas, porque la madre de la trovadora trabajó como doméstica muchos años en la casa de los padres de la Aramburu, en Guanajay, aunque María Teresa también escribió los textos de muchas de sus composiciones, varias de las cuales aún están inéditas.

Por Dulcila Cañizares

Sigue leyendo