Archivo de la etiqueta: samuel feijóo

REVISTA SIGNOS NÚMERO 59: “ARTES, TARECOS Y ARTIULUGIOS”

Portada del número 59 de la Revista Signos, editada en Santa Clara, Cuba. Fue fundada por Samuel Feijoo.Piezas artísticas, artesanías, herramientas, ornamentos y enseres diversos acompañan al hombre en la labor y en las horas de ocio, objetos de todo tipo sin los cuales su existencia sería inimaginable. Pluma, pincel y lente se aprestan ahora a reflejar en el número 59 de Signos —muestrario incompleto para pesar de nuestra revista— los disímiles tarecos creados por los ingeniosos cubanos del campo y la ciudad.

El próximo lunes 15 de noviembre, a las 4.00 p.m. se presentará en la librería Pepe Medina, de Santa Clara, el número 59 de Signos, publicación fundada hace 41 años por el periodista, escritor, pintor y folclorista cubano Samuel Feijóo.

En esta ocasión bajo el enunciado de «Artes, tarecos, artilugios», la revista incluye textos de Joel Sequeda, Ernesto Miguel Fleites, Jesús Guanche, Teresa de Jesús Hernández, Roberto Ávalos, Yaysis Ojeda, Juan Eduardo Bernal, Rolando González Reyes, Rogelio Menéndez Gallo y Amador Hernández Hernández. También incluye dibujos de Lisy Cuba y Alejandro Batista, y una muestra de la obra del fotógrafo Eridaneo Sacramento.

MARÍA LÓPEZ: EL PRODIGIO DE UNAS MANOS

Desde su natal Camajuaní, María López diseña y elabora sus flores para las parrandas.En manos de María López, viuda del recientemente fallecido escritor René Batista Moreno, parece habitar el duende mágico que mueve los utensilios del artista plástico. Si bien nació con ciertas habilidades manuales – confiesa – jamás osó asociarlas con nada real y ambiciosamente artístico.

Solo Samuel Feijoo, quien visitara frecuentemente su casa, allá por los años 70, descubrió por casualidad un dibujo suyo, y elogió – dicho con palabras del propio zarapico – la candidez del tema y la sobriedad del trazo.

Nada de esto sirvió para que María pensara más en serio en el arte. Nada, ni la insistencia de su esposo, ni el hecho de que, en visitas posteriores, Feijoo se confesara admirador de sus dibujos y sin permiso alguno se los llevara, sirvió para que María pusiese más asunto al don maravilloso de sus manos. Mujer sencilla, de casa – como ella misma se calificaría – jamás se creyó con dotes genuinos para incursionar en el arte.

Por Joel Sequeda

Sigue leyendo

SANTA CLARA, LA OTRA CIUDAD DE SAMUEL FEIJÓO

Samuel Feijoo, una amplia obra pictórica de profunda cubanía.
Asociado a sus andanzas por los campos de la región central de la isla, a su nacimiento en San Juan de los Yeras y a la casa cienfueguera que habitó hasta el fin de sus días, no puede olvidarse ahora, en medio del júbilo de sus habitantes ante la bien conquistada sede de la conmemoración central del Día de la Rebeldía Nacional, que Santa Clara, entre tantos y notables símbolos de su cultura, es también la ciudad de Samuel Feijóo.

Lo digo porque este hombre renacentista, que entendía la cultura como un espejo de totalidades para nada fragmentadas, dejó huellas imperecederas en esta urbe hacia la medianía del siglo pasado y contribuyó como pocos, en momentos difíciles, a echar al rastro la maldición del fatalismo geográfico que condenaba a toda actividad intelectual al margen de la capital a cargar con el irremediable fardo de la chatura provinciana.

Por Pedro de la Hoz

Sigue leyendo

COMO UN PEZ EN LA ORILLA

Una de las últimas fotos de René... lo vemos acompañado de un grupo de escritores villaclareños.
A la memoria de René Batista Moreno.

No sé puede esperar a “la bella muerte”, ni puede ser bella quien se lleva a uno de mis mejores amigos, el que mejor me trató, quien mejor me quiso. El maestro, porque de él aprendí a valorar el sentido de las tradiciones, de esa cultura de tierra, de guajiros y también de la que tienen la semilla como luz hasta debajo de la sombra; el rostro con la que la cultura de una nación se mide, no por poses, falsos arribos a tierra de nadie; un rostro cultural que como identidad pudiera sostenerse después del carnaval, y definir mejor, por la vara con la que el manto de la tierra que pisábamos traía la fertilidad de la memoria.

René Batista en su casa de Camajuaní.Un amigo que ha muerto allá lejos, pero que vuelve al nacimiento de inmediato, porque, quién se atreve a olvidar a René Batista, al jocoso, al serio, al pensador, la persona que siempre me decía: “se debe trabajar en un proyecto mientras otros reposan, pero en ese reposo, uno debe estar alerta, porque si conocemos de una pista, un dato sobre lo que investigamos, no es cuestión de dejarlo para después, es bueno ocupar el tiempo en todo lo que haces, concentrarte”.

Por Juan Carlos Recio

Sigue leyendo

FALLECIÓ EN VILLA CLARA EL ESCRITOR E INVESTIGADOR RENÉ BATISTA MORENO

Durante una de las celebraciones de su cumpleaños, en la UNEAC, René, a la izquierda, acompañado por el cariacturista Adalberto Linares y el autor de este blog, al extremo derecho.Aciago amanecer del primer domingo de mayo para la cultura de Villa Clara, y por extensión cubana: acaba de morir en Santa Clara el poeta, investigador folklórico y periodista René Batista Moreno, rastreador nato de las costumbres, maneras de decir y hacer la música y las tradiciones populares de los campos de la región central de Cuba.

Oriundo de la colonia cañera La Ofelia, en las cercanías de Camajuaní, un cáncer de pulmón le arrancó la vida en momentos que estaba inmerso en  la escritura de una de sus investigaciones folklóricas, merecedora del Premio Memoria 2009 que otorga el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, en Ciudad de La Habana.

Entre los principales lauros obtenidos por Batista Moreno destacan el premio Julián del Casal, en 1971, con el poemario Componiendo un paisaje, el Premio de la Ciudad de Santa Clara, obtenido en 1992, con Camilo en el Frente Norte. Ostentaba, además, el Premio Ser Fiel, la Distinción por la Cultura Nacional y había sido aprobada su condición de Artista Emérito de la UNEAC.

Con 69 años, y más de dos decenas de libros, entre los que también sobresalen sus investigaciones sobre Las parrandas de Camajuaní; Los poetas de Camajuaní; Juan Ruperto Delgado Limendoux: combates poéticos, y los testimonios Los bueyes del tiempo ocre, El sensible zapapico y Fieras broncas entre Chivos y Sapos, Batista Moreno, dispuso en sus labores de investigación folklórica de fraternos informadores existentes en pueblos y ciudades cubanas.

Por Luis Machado Ordetx

Sigue leyendo

YAMIL DÍAZ: PREMIO A LA FIDELIDAD DE UN MARTIANO

Yamil Díaz Gómez, premio Ser Fiel 2010.

«[…] En la figura de Yamil Díaz se tipifica plenamente el concepto de cultura con el cual operó Samuel Feijóo, y su labor en todos los frentes en el cual se ha desempeñado ha contribuido a darle continuidad a ese rasgo y a esos tópicos tan específicos de identidad cultural villaclareña».

Con estas palabras el jurado designado por el Centro Provincial del Libro y la Literatura de Villa Clara, argumentó su decisión al entregar, esta semana, el Premio Ser Fiel 2010 al escritor, investigador y ferviente martiano Yamil Díaz Gómez, uno de los más prolíficos literatos cubanos.

El referido lauro se otorga anualmente a un intelectual de la provincia de Villa Clara, en cuya obra o gestión cultural se destaquen algunas de las disciplinas en las cuales sobresalió el desaparecido folclorista Samuel Feijóo.

El escritor y director de la Revista Signos, Ricardo Riverón Rojas, homenajeó a Yamil con un texto cargado de fino humor criollo, y el Trío Trovarroco deleitó con su música a todos los presentes en la entrega, realizada en la Sala Margarita Casallas, del Centro Cultural El Mejunje.

Al Premio Ser Fiel 2010 también estuvieron nominados Luis Cabrera Delgado, Ramón Rodríguez Limonte, Marta Anido Gómez-Lubian y el doctor Ordenel Heredia Rojas; mientras, el jurado lo conformaron René Batista Moreno, Clara Santana, Jesús Díaz Rojas, Roberto Ávalos Machado y Ricardo Riverón Rojas.

RENÉ BATISTA PRESENTA AUTOBIOGRAFÍA DE SAMUEL FEIJOO

El sensible Zarapico, autobiografía de Samuel Feijoo.El escritor René Batista Moreno, entrañable amigo de Samuel Feijoo, y su compañero en muchos trabajos de campo por tierras villareñas para sus investigaciones de la cultura y el folklore campesinos, seleccionó los materiales que componen esta autobiografía del “Sensible Zarapico”, que vio la luz felizmente gracias a las Editoriales Capiro y Letras Cubanas.

También René firma el prólogo que hoy ofrezco a los lectores de Alocubano con la esperanza de que les sirva de aperitivo para disfrutar este manjar de cubanía que Feijoo concibió para el antológico número 27 de la revista Signos, el cual sirvió de base a la autobiografía de este criollo de pura cepa, autor de novelas como Juan Quinquín en Pueblo Mocho, Vida completa del poeta Wampampiro Timbereta, y una extensa obra poética.

Sigue leyendo

DULCILA: POESÍA CON BRILLOS Y COLORES VEGETALES

Dulcila Cañizares recibe el Premio Samuel Feijóo de Poesía sobre medio ambiente.No necesita mucha presentación en este blog… es una visitante frecuente y muy querida: La poetisa Dulcila Cañizares, musicóloga, investigadora y editora, recibió ayer el Premio Samuel Feijoo de Poesía sobre Medio Ambiente, que otorga la Sociedad Económica de Amigos del País, por su obra consagrada a exaltar la naturaleza cubana.

Recordó en sus palabras de agradecimiento su entrañable amistad con Samuel Feijóo, iniciada en 1960, durante el Primer Encuentro de Poetas, que se celebró en Camagüey; así como su colaboración asidua con las revistas Islas y Signos, fundadas por él en la Universidad Central de Las Villas, en esa década.

Dulcila Cañizares, acompañada por la hija de Samuel Feijóo.Citó parte de la presentación que el propio Samuel escribiera para su libro De mi tierra: “Su poesía es diáfana, con brillos y colores vegetales, a veces transida de nostalgias íntimas, directa, y transparente como las mañanas de su infancia, Escambray adentro, con alas adentro y ecos adentro”, palabras que todavía agradezco, subrayó.

Nunca fui testigo de deforestaciones —dice Dulcila—, sino, al contrario, de la siembra sistemática de infinidad de plantas, del retoño de cualquier tronco caído, del amor a los animales amigos, del deleite del trabajo de la tierra. Hoy los hombres sensibles lloran porque nuestro mundo está enfermo y ante la destrucción del sostén y cobijo de los individuos vivos. Que cada ser humano explote sus herramientas para reparar este daño. Yo seguiré ofreciendo mi poesía, que evoca un paraíso, fuente de gozo y objeto de devoción.

Los dejo con Dulcila, sus hermosas palabras pronunciadas en el acto de otorgamiento, y una selección de sus poemas, precisamente del libro “De mi tierra:

Sigue leyendo